Irrespetar la historia es peligroso

Al hablar de la historia salvadoreña debemos hacerlo con rigor y ecuanimidad y para ir creando una cultura de paz. El gran peligro con el irrespeto a la historia que hace el presidente Nayib Bukele es, además de lo ya señalado, que la violencia se repita.

Lo que salva a la República del presidente Bukele

Varios son los intentos del presidente Bukele de revertir el orden democrático de nuestra República, como la toma del 9F, en la que trató de sustituir el orden democrático “por Dios”, pero el dios que se expresa a través de él.

Unos documentos mal llamados acuerdos de paz

Uno de los grandes logros de los acuerdos es el cambio en el papel apolítico de la Fuerza Armada de El Salvador. Pero las últimas acciones del comandante en jefe van en la vía de revertir lo anterior, al usarla con fines políticos.

Buscando gobernabilidad

Estas experiencias recientes de nuestro continente nos enseñan que no se deben ignorar las preocupaciones ciudadanas. En los ejemplos citados, no fueron los gobiernos los que cambiaron; fue la ciudadanía la que obligó al cambio. Eso es lo que falta en El Salvador.

Implicaciones de las elecciones estadounidenses para El Salvador

Trump no tuvo el poder total. Ello puso cierto control sobre el presidente y resalta la importancia de no permitir que el partido del presidente y sus aliados tengan mayoría en la próxima Asamblea Legislativa.

Respondiendo democráticamente al pisoteo

Están surgiendo, cada vez con mayor fuerza, voces ciudadanas, individuos, funcionarios públicos e instituciones valientes que, a pesar de las amenazas, se organizan, exigen y, ojalá, luchen cada vez con mayor ahínco por sus derechos.

Las finanzas públicas para dummies

Razón principal para las muy débiles finanzas públicas es que la economía está mal. Si la economía no se mueve, entran menos impuesto. Pero también el gobierno ha contraído mucha deuda, más de $3,200 millones solo durante la emergencia.

Para parar la decadencia es necesario actuar

Debe quedar claro que estamos hablando de mucho más que parar la corrupción y mentiras, hablamos de la necesidad de justicia, de pasar de un país injusto y con muy poca transparencia a un país más justo, un país más abierto.

Oyendo a los demócratas americanos

Los mensajes sobre la visión de país que tienen los Demócratas en Estados Unidos nos deberían hacer reflexionar a nosotros en esta época electoral sobre la nación que queremos y el papel que debemos jugar en el proceso democrático de El Salvador.

Una sociedad más inclusiva y equitativa

Vivimos en un país que no valora la diversidad. Y ahora vemos que la diversidad aporta mucho, pues nos enseña otros puntos de vista, nos enseña el valor de otras opiniones y costumbres y nos enseña a ser flexibles.

Presidente, aprenda de mister Trump y otros

Sobreprometer y subentregar, mentir, confrontar, ignorar la crítica, no oír a los expertos son los peores errores que se pueden cometer en política. Menospreciar la sabiduría del pueblo, creer que se le puede engañar.

En medio de las crisis, una buena noticia

Pero las crisis también nos dan oportunidades. Podríamos tomar muchos de esos conceptos planteados por CIVITAS, y ojalá esos dos proyectos, y ocuparlos para la construcción de un nuevo El Salvador.

Se busca líder

El líder debe ser fuerte pero no macho; debe asumir responsabilidad y no echar la culpa a otros. Ese constante apuntar el dedo a otros menos a él, enseñar odio y no solidaridad, no une, sino separa. Hostigar, intimidar, culpar, esos defectos disminuyen al líder.

Aplazado

Hoy evaluamos su primer año de labores y, como con otros gobiernos, nos volvemos a desilusionar. Aunque con este quizás la desilusión llegó antes y, sobre todo, con mayor preocupación. Preocupación por las amenazas a la democracia.

Condena internacional

Nuestros conciudadanos están pasando hambre, la población sufre de incertidumbre e inseguridad y la economía está paralizada. Y de repente nuestro presidente logró para sí una condena internacional como no veíamos desde la época de los gobiernos militares.