Bukele Announces his CICIES with no Legislative or Judicial Backing

The Salvadoran president said that the OAS will provide technical assistance to improve institutions. He called this cooperation agreement CICIES. He did not mention whether the plan includes investigating his own administration.

Bukele anuncia su CICIES sin respaldo legislativo ni judicial

La CICIES de Bukele es un convenio de cooperación para que la OEA dé asistencia técnica a instituciones de la Presidencia. Aunque el nombre evoque el de la efectiva CICI de Guatemala, la versión salvadoreña no guarda semejanza.

“Yo apoyaría la lucha contra la corrupción en El Salvador”

Thelma Aldana, exfiscal general de Guatemala, repasa el papel de la CICIG, sobre cómo trabajó con esta comisión en la lucha contra la corrupción y la impunidad y las facilidades que tiene El Salvador de emular esta experiencia.

¿Qué sabemos de la CICIES?

Lo que se sabe hasta ahora es que tendrá apoyo de la OEA, que el convenio que le dará vida no pasará por la Asamblea Legislativa y que la Fiscalía salvadoreña, de momento, no está incluida. Los dos últimos puntos sí los tuvo la CICIG.

Cinco casos para una eventual CICIES

Herbert Saca y la compra de diputados, las ramificaciones de ALBA, los beneficios desde la Corte Suprema para investigados por corrupción, los grupos de exterminio y las negociaciones con pandillas.

Un sí desde la academia para la Comisión contra la Impunidad

El modelo empleado en Guatemala también es viable en El Salvador, según varios académicos que concluyeron que no existe un impedimento constitucional para la creación de una Comisión similar.

«Con el impulso de una CICIES es posible alcanzar a toda la organización criminal, y no sólo a un expresidente»

Pese a que en Guatemala se terminó extinguiendo la CICIG, la ex fiscal guatemalteca Claudia Paz cree que todavía es un modelo replicable en El Salvador.

Centroamérica: Las comisiones anticorrupción híbridas pueden funcionar

Crear la CICIES puede ser más difícil ahora que antes de que CICIG y de MACCIH anotaran sus victorias. Sin embargo, el presidente Bukele tiene una oportunidad histórica.