4051 Vistas |  Like

Óscar Ortiz reclama la victoria en un FMLN roto

El candidato lleva una ventaja de 525 votos sobre Arístides Valencia, su adversario más cercano. La Comisión Electoral del partido recibió recursos de nulidad en ocho municipios que deberá resolver. No hay todavía un resultado firme.

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


El candidato a secretario general del FMLN Óscar Ortiz reclamó para sí la victoria de las elecciones internas del pasado domingo 16 de junio y activó una campaña mediática para afianzarse como cabeza de la dirigencia efemelenista, mientras la Comisión Especial Electoral de su partido todavía no lo proclama como ganador de los comicios.

La comisión, encabezada por Silvia Cartagena, informó los resultados preliminares, con números de votos en la mano, hasta veintinueve horas después de que cerraron las urnas el domingo a las 4 de la tarde. En dos conferencias de prensa que ofreció la comisión, una el domingo después de las 10 de la noche, y otra este lunes 17 de junio a mediodía, lo más cercano a un dato certero era que se había escrutado un poco más del 67% de las actas de votación. Más nada.

Cartagena, evasiva, respondió cada vez que los periodistas preguntaron sobre la diferencia de votos entre Ortiz y Arístides Valencia, los dos candidatos con mayores posibilidades de ganar la elección interna para secretario general, con un solo adjetivo: escasa. Fue hasta las 9 de la noche de este lunes que la comisión, con Cartagena al frente, brindaron por fin números preliminares: 10,219 votos para Óscar Ortiz, equivalentes al 48.4% de los votos; y 9,694 votos para Arístides Valencia, equivalentes al 45.9%. Pero Cartagena no declaró a Ortiz como ganador virtual.

La efemelenista, tras comunicar los números preliminares, advirtió que la comisión recibió entre el domingo y este lunes un total de ocho recursos de nulidad e impugnación contra las elecciones internas en ocho municipios de los departamentos de Cuscatlán, Sonsonate, San Vicente, San Miguel, Usulután y Morazán.

“Después de haber realizado el escrutinio final y de haber revisado los recursos de nulidad y de impugnación, esta comisión anunciará los resultados finales. Llamamos a la militancia y a los dos candidatos a seguir pendientes de las siguientes informaciones que estaremos brindado”, dijo Cartagena en un comunicado grabado en video y que fue difundido este lunes por la noche.

Pero la incertidumbre provocó la ansiedad de Ortiz desde el mismo día de la elección. “La Comisión Especial Electoral, habiendo escrutado el 50% de la votación para secretario general y faltando datos de municipios importantes, informa que no se puede establecer una tendencia irreversible”, anunció el partido a las 9 de la noche del domingo.

Ese mensaje contradijo la autoproclamación que había hecho Óscar Ortiz momentos antes. “Los datos preliminares reflejan que hemos ganado contundentemente en la gran mayoría de los territorios”, escribió en su cuenta de Twitter. Luego, en la conferencia después de las 10 de la noche, Silvia Cartagena dijo que el escrutinio de votos ya iba por un 67% de avance y que a esa altura aún la diferencia entre Ortiz y Valencia era “limitada”. “Lo anunciado por el candidato Óscar Ortiz no se corresponde a lo escrutado por el momento, por lo tanto, queremos desmentir las declaraciones que ha hecho”, dijo.

Pero Ortiz, quien estaba dando una conferencia de prensa en su propia sede, ya estaba hablando del proceso de transición en el partido y de una nueva estructuración. Ortiz había pedido transparencia en el proceso electoral e incluso denunció el domingo por la mañana que se habían descubierto papeletas marcadas con anterioridad.

La tensión de la noche del domingo sobre los resultados fue un reflejo más del tira y encoge que ha tenido Ortiz con la dirigencia del FMLN. El lunes las ansiedades provocaron más tensión. Ortiz volvió a dar una conferencia en la que se declaró ganador. Informó de los números de votos que su equipo de campaña había recopilado, en los que la ventaja sobre Valencia era de 779 votos y no los 525 que le adjudica la comisión partidaria.

Ortiz anunció que este martes 18 de junio por la mañana se instalará con su equipo y sus simpatizantes frente a la sede del FMLN en San Salvador, conocida como 13-16, para pedir a la Comisión Política actual, encabezada por Medardo González y su secretaria general adjunta Norman Guevara, que haya una transición ordenada en la dirigencia del partido.

Ortiz elevó el tono de su discurso y se volvió más confrontativo. El exvicepresidente de la República advirtió el lunes que Arístides Valencia podría instituirse como un “impostor” en caso de que la Comisión Electoral del FMLN lo declare ganador de las elecciones internas. Valencia respondió al mensaje de Ortiz y aseguró que él estaba respetando la institucionalidad del partido, que estaba guardando la prudencia solicitada por la comisión, pero que tenía que desmentir a Ortiz y sus cifras. Según Valencia, su candidatura ha ganado en al menos seis departamentos del país.

La ex candidata a la Secretaría General del FMLN, Cledys Orellana, felicitó a Óscar Ortíz como el nuevo Secretario del partido. Los resultados de las elecciones, sin embargo, aún no son oficiales. Foto FACTUM/ Salvador MELENDEZ

La nueva tensión dentro del FMLN se suma a la crisis electoral e identitaria que atraviesa el partido. Los seguidores de Ortiz califican a la actual dirigencia y al gobierno de Salvador Sánchez Cerén como la responsable de llevar a la debacle al partido en las elecciones de 2018 y de 2019. Mientras que quienes apoyan a Valencia y, por ende, a la dirigencia actual, señalan a Ortiz también como parte de la Comisión Política de Medardo González (el presidente y el vicepresidente de la República, cuando pertenezcan al FMLN, son miembros honorarios de la comisión) y también fue el segundo hombre al mando del gobierno peor evaluado en las últimas décadas. Los detractores de Ortiz también lo señalan de estar asociado con personas acusadas de delitos como José Adán Salazar Umaña, alias Chepe Diablo, procesado por lavado de dinero e investigado por narcotráfico; pero también lo cuestionan por tener una cercanía con el actual presidente Nayib Bukele.

La comisión electoral del FMLN podría declarar nulas las elecciones en los ochos municipios en donde se han solicitado nulidades e impugnaciones y, al no dar como ganador virtual a Ortiz, advirtió que los resultados preliminares podrían revertirse. Ortiz previno a la dirigencia de Medardo González este lunes: “No se equivoquen, el partido no es de ustedes”, dijo, y anunció que recurrirá a la Fiscalía General de la República para avisar de un posible fraude electoral en su contra.

La disputa por un FMLN averiado tiene ante sí con la proyección de unas elecciones municipales y legislativas de 2021 en las que este partido político podría incluso caer más bajo en las preferencias electorales y resultar con menos alcaldes y diputados que en 2018.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.