Cacaopera: cuarenta años para un funeral

Para conmemorar la vida que le fue arrebatada a los miembros de la familia Luna, sobrevivientes de un genocidio y pobladores de Cacaopera pudieron, por fin, realizar los actos fúnebres en honor a las víctimas de “La masacre de El Junquillo”.

Masacre del Sumpul: dos generaciones que buscan justicia

Un poco más de un centenar de personas caminó horas para conmemorar el pasado 14 de mayo el 41 aniversario de la “Masacre del Sumpul”, un hecho ocurrido en 1980 en un asentamiento de personas civiles en el caserío Las Aradas, Ojos de Agua, Chalatenango.

Hacer memoria como un acto revolucionario

Hacer memoria es uno de los actos más revolucionarios que nos podemos permitir. Es bueno acentuar el carácter destructor ante una memoria hegemónica y nacionalista que, tradicionalmente, se nos ha impuesto.

La relevancia de los Acuerdos de Paz

¿Por qué son importantes los Acuerdos de Paz para El Salvador? y ¿Por qué es peligroso trivializar lo que representaron? Esta fue la respuesta de académicos e historiadores a la campaña del presidente Bukele que intenta desdeñar los Acuerdos de Paz.

Especial: A la luz de la memoria

En 2016, un histórico fallo de la Sala de lo Constitucional abrió la posibilidad para que los crímenes de la guerra civil salvadoreña no quedaran impunes. Este ha sido el camino para una nueva ley de reconciliación y la búsqueda de justicia.

Las víctimas que quieren ser escuchadas por los diputados

Asesinatos de mujeres embarazadas torturas, violencia sexual y muertes de niños pequeños fueron relatados por sobrevivientes durante las siete jornadas de consultas con las víctimas en el marco de la discusión de la Ley de Reconciliación Nacional.

Tehuicho, la masacre de los «quemados»

Tehuicho, un cantón de San Juan Opico, era una zona de paso de la guerrilla. A veces escondite, a veces retaguardia. Por eso los vecinos creían que la zona estaba «quemada», un objetivo permanente de soldados y escuadrones de la muerte.

La guerra también devastó al periodismo

El 17 de marzo de 1982, soldados del Batallón Atonal emboscaron a cuatro periodistas holandeses en Chalatenango. El equipo filmaba un documental sobre las condiciones de vida de las familias salvadoreñas durante la guerra.

Bustillo: respuestas de un general acorralado

El general Juan Rafael Bustillo, excomandante de la Fuerza Aérea de El Salvador, se sentó en el banquillo de los acusados durante el juicio de la masacre de El Mozote, perpetrada en 1981.

Casos en camino a la justicia

Este gráfico muestra las cifras del trabajo que el grupo para la investigación de los delitos cometidos durante el conflicto armado ha hecho (o ha dejado de hacer) desde su creación.

CIDH: la tarea pendiente

Recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para El Salvador. Observaciones preliminares de visita in loco realizada entre el 2 y 4 de diciembre de 2019.

¿Qué es la justicia transicional?

La justicia transicional es el grupo de medidas judiciales y políticas que toman los países para reparar los daños ocasionados por abusos masivos a los derechos humanos.

“La búsqueda de la memoria no tiene que ver con bandos”

Fernando Díaz es un joven historiador que nació después de finalizado el conflicto armado, pero su profesión y haber trabajado en el archivo de Tutela Legal le dio la oportunidad de conocer la historia de la guerra. Es una historia, dice, que va más allá de los bandos y que debe pasar necesariamente por lo que vivieron las víctimas.

«Hay instituciones, como el Ministerio de Defensa, que no están colaborando»

Julio César Larrama Barahona es coordinador del Grupo para la Investigación de los Delitos Cometidos durante el Conflicto Armado. Trabaja con cuatro fiscales con quienes investiga 182 casos. Pero para él, el principal problema no es la cantidad de casos, sino las trabas en la obtención de documentos y testimonios.

«Después del conflicto se instauró un sistema autoritario de silencio»

¿Qué ha hecho El Salvador para sanar a su sociedad de la guerra? En opinión de un psicólogo que trabaja con víctimas del conflicto, el Estado tiene muchas deudas. La principal: una deuda con la memoria de los sobrevivientes, porque se instauró una cultura de amordazar a los que no han podido contar su verdad.