“No tengo ganas de hablar de Funes o de Sánchez Cerén”

1888 Vistas |  2

Manuel Flores, el candidato a la presidencia por el FMLN, dice que ni él ni su partido deben responder por los errores que cometieron funcionarios de ese partido en el pasado. Los dos expresidentes que ganaron con la bandera de izquierda, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, están asilados en Nicaragua, mientras en El Salvador son acusados de corrupción. Pero Flores evade hablar de ellos: dice que no tiene nada que decir sobre los expresidentes. Cree que su partido no está muerto, aunque lo compare con un vehículo de la década de los Setenta. Evita referirse a las pugnas internas y, cuando se le pregunta por dirigentes históricos como José Luis Merino, deja abierta la posibilidad de trabajar con él en su campaña. Su apuesta, dice, es mostrarse como un candidato que no ha sido señalado por actos de corrupción. 

Video: Gerson Nájera y Natalia Alberto | Foto: Gerson Nájera


Este 3 de octubre comenzó formalmente la campaña y tuve la oportunidad de ver la transmisión que hizo de su lanzamiento de campaña, en diversas cuentas de Tiktok, y me pareció que había pocas personas. Era una campaña que dista mucho de lo que el FMLN tuvo hace menos de una década. ¿Para qué quiere ser candidato a la presidencia? 

Primero, es mi derecho constitucional. Cumplo los requisitos de ley, cumplo los estatutos de mi partido y me he preparado. He sido funcionario, he sido alcalde, concejal, diputado, he trabajado mucho en el área de relaciones exteriores, municipalismo y además fui presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Asamblea. He tenido la suerte de conocer otros estilos de gobierno por el mundo de todo tipo. He aprendido el diálogo con la gente, porque eso se aprende. Y, además, las aspiraciones naturales de todo ser humano es ocupar un cargo. El que lo quiera negar, no sé de qué se trata su pensamiento.

Sí, pero más allá de eso: que, evidentemente, está habilitado constitucionalmente para ser candidato, ¿Por qué en estas circunstancias donde hay mucho rechazo a su partido? 

Lógicamente usted comienza una nueva etapa. La etapa de los errores no es mi etapa. 

Pero tampoco se puede desligar de esa bandera… 

Por eso la estoy representando, no la escondo, porque la bandera no tiene culpa de los errores personales. La bandera y la historia de nuestro partido no tiene culpa de las acciones personales. Por lo menos, yo soy el candidato del FMLN, me presento con mis manos limpias. Han escudriñado toda mi vida: cuentas bancarias, mis bienes y qué han encontrado. Fui funcionario y jamás un familiar mío trabajó en la alcaldía durante nueve años. Uno tiene que pregonar con el ejemplo, si quiere representar a su partido con dignidad. 

Hay un reconocimiento de esos errores. ¿Cuáles serían para usted los principales errores que cometió el FMLN? 

Yo no quisiera hablar de los errores, yo quisiera hablar del futuro. 

Pero usted los mencionó…

Claro. Precisamente por esos errores es que uno se lanza. En el peor momento, sí, pero esa es la oportunidad de los valientes, porque uno no puede correrse cuando las cosas están mal, se corren los cobardes, se esconden los cobardes o los oportunistas. Yo no soy ni cobarde ni oportunista. Encuentro un partido en esta condición y mi meta es dignificar a la gente que sigue creyendo en este proyecto, y recuperar a la gente que creyó en su momento y que está decepcionada de lo que está ocurriendo actualmente en el país. 

¿Qué FMLN quiere venderle al electorado?

El FMLN que estoy vendiendo con mi candidatura. Limpio, con mi pasado limpio y con mi futuro propuesto junto con la gente caminando con ellos. 

Yo entiendo eso, y es muy político de su parte mencionarlo de esa manera. Estamos iniciando un nuevo proceso, pero la gente no siempre se traga eso. ¿Cómo hace la gente para diferenciar ese FMLN que gobernó en dos períodos, y que está en estas condiciones, con el que usted pretende vender?

Es muy sencillo y los ejemplos son mejor que las palabras, y a mí que me cuestionen mi proceder, mis acciones. Y por eso yo me presento, y por eso soy el primer candidato inscrito cumpliendo las leyes de mi país. Me presento con mi pasado, con mi presente y caminando hacia el futuro. Y usted puede cuestionarme la manera en cómo se lo estoy diciendo, pero es mi estilo y cada quien lo tiene. Mi preparación académica y mi preparación técnica también me permite hacer un debate con propuestas hacia la población, pero también un debate con todos los sectores. No tengo porqué ocultar mi pasado humilde de un padre carpintero y una madre que nos crio en el mercado. No lo puedo ocultar. 

Pero yo creo que nadie le está cuestionando su pasado. Más bien el vehículo que está utilizando

Precisamente, el vehículo usted lo puede limpiar. El vehículo usted lo puede poner como quiera y lo puede presentar como quiera. No le puede gustar a todo el mundo ese vehículo, pero a algunos sí le gusta. Y hay otros que usan Ferrari, hay otros que usan Rolls Royce y solamente es publicidad. Yo quizá ando en un pinolero o en un cherito, pero ese es el carro que ando y es el carro que yo quiero y es el carro que yo cuido. Ahora, si otros no lo cuidaron, ellos tienen que responder. Pero, ¿Por qué soy yo el candidato del Frente? Porque es mi partido, porque me siento identificado plenamente y respeto los estatutos, la carta de principios y la lucha histórica que este partido hizo. Hay que dignificarla. No solo se trata de decir lo que la gente está opinando. Por supuesto, en una campaña permanente de todos los días, atacar al dizque partido muerto. Hágase usted las preguntas del porqué. 

¿Está vivo el Frente todavía? 

Aquí me tiene a mí como candidato a la presidencia. 

Hay gente, incluso gente de su partido, como Eugenio Chicas, que dicen que su candidatura haría juego al presidente Bukele porque dividiría a la oposición, ¿Qué opina al respecto? 

Sí, pero él no está afiliado al partido, no se reafilió. 

Pero tiene derecho a opinar, ¿Qué opina usted? 

Pero él no se reafilió al partido y por supuesto que tiene derecho a opinar, pero yo escucho la opinión de los afiliados y la opinión de los afiliados se escuchó en la Convención Nacional del 19 de diciembre, donde se decidió, por mayoría, participar en las elecciones con candidaturas propias. Y esa es la decisión y la máxima autoridad del partido en la Convención Nacional. No la voz de una persona individual. 

Ok, quitemos la voz de Eugenio Chicas. Y le pregunto yo: ¿No cree que su candidatura divide a la oposición política? 

¿Y por qué la va a dividir? Nosotros tenemos nuestras propias concepciones de la historia, nuestro plan programático. Las elecciones son parte del proceso, no es el fin último del Frente. Las elecciones son el fin último para otros partidos que andan buscando candidatos y que incluso están pidiendo que se cambien de camisa. Yo jamás me he cambiado de camisa y por eso represento con dignidad a mi partido. 

¿Cuáles serían las condiciones del FMLN para pensar en unirse a otros partidos? Porque hay algo innegable, Manuel. Es decir, yo entiendo sus ganas y demás, pero las encuestas dicen que ahora mismo menos del 3% votaría por usted. ¿No sería lo más acertado pensar en una fuerza en común, teniendo en cuenta que tenés a un presidente que será un candidato, inconstitucional si se quiere, pero con mucha fortaleza en lo popular? 

¿Dígame alrededor de quién la vamos a hacer?

No sé, yo no soy político. 

No, pero usted me lo está cuestionando, porque incluso dice ‘alrededor de… pero dígame alrededor de quién. El que se ha inscrito únicamente soy yo. 

¿O sea que usted cree que podría aglutinar a los demás partidos políticos? 

No lo dude, porque yo tengo una concepción clara de la historia y del futuro. Soy un demócrata comprobado, no tengo problemas en el tema que dizque divisional en el FMLN. 

¿Dizque divisional?

Obtuve el 95% de los votos en las internas. Es la votación más alta de un candidato: 95%. 

Pero evidentemente hay facciones dentro del FMLN, es decir…

¿Y no te estoy diciendo que todos votaron por mí?

No, yo sé, pero, por ejemplo, la figura de José Luis Merino es una figura que divide.

Y siempre la van a sacar en campaña. 

No, y antes también.

Y la van a sacar siempre, pero a mí esos temas divisionales o personalizados los dejo a un lado, porque estoy en campaña con mi pueblo. 

¿Pero me negará que hay un problema con la figura de José Luis Merino?

Pues eso que lo digan los que tienen ese problema. Yo no lo tengo con nadie. Yo me puedo sentar con cualquier compañera y compañero del Frente, porque todos los que están afiliados son mis compañeros. No importa el origen. 

¿Jugará algún rol José Luis Merino en su campaña?

No sé todavía. 

¿Le gustaría que jugara algún rol?

No sé todavía, porque estamos construyendo una posibilidad real. Yo creo que en esta parte cualquier salvadoreño o salvadoreña, por qué hay que apartarlo. Yo lo he dicho claramente: para mí, lo más importante es rodearme de gente que quiera a este país. Pero las campañas permanentes contra a, b o c, yo no me sumo. 

¿Pero qué pasa si esas personas están investigadas por corrupción? 

Pues que las investiguen y que las condenen si son culpables. Eso no me corresponde a mí. 

¿Le gustaría que personas que están investigadas por corrupción estuvieran cercanas a su campaña?

¿Y por qué? Yo ya le dije que no, y le dije que no quiero corruptos, ni en mi gabinete, ni cerca de mí. Pero quién los ha juzgado, quién los ha condenado en este tiempo.

No, por eso dije investigar. 

Es correcto. Y eso no me toca a mí. Y siempre lo he dicho. Cuando me preguntaron una vez: ¿usted va a traer al expresidente? Yo no lo prometí. No me corresponde a mí. Le corresponde a la Fiscalía, a la Interpol. Yo no soy policía, ni soy fiscal. 

¿Con el ex presidente Funes? 

No, con cualquiera. 

¿Qué piensa usted del expresidente Funes? 

Nada. 

¿Nada? No puede ser

Y por qué voy a pensar de él. Yo estoy en mi campaña electoral preparando las condiciones para la plataforma, conectar con la gente. Ese es mi trabajo. 

¿Pero me quiere decir, entonces, que un candidato a la presidencia no tiene nada que decir de un ex presidente de su propio partido?

No, yo por lo menos no, porque estoy enfocado en mi propuesta con la gente. 

 ¿Y del expresidente Sánchez Cerén?

Tampoco voy a hablar nada de él.

¿Porque no quiere o porque no tiene algo que decir?

Porque no quiero. No tengo ganas de hablar de ellos. Voy a hablar de mi propuesta. 

Ok. Volviendo un poco al tema de la coalición, ¿Vería a Arena en una eventual coalición? 

Yo lo dije claro: con la derecha no. Y lo dije claro en entrevistas. Además, ya no hay tiempo de coalición, eso es hipotético. Voy tras una alianza con los sectores del país, con sindicatos, líderes religiosos, con los campesinos, con los sindicalistas, con la gente que trabaja en maquila, empresa privada. Por supuesto, hay que hacer una amplia alianza con los empresarios grandes, medianos y pequeños, por el tema de atraer la inversión internacional, poner las reglas claras. Yo no tengo ningún problema. La economía del país está sumida en una desgracia, hay que sacarla, hay que generar opciones y eso se hace con la empresa privada.

Viendo cómo estamos en este momento, ¿Cuál es su aspiración real en esta campaña? 

Cuando uno compite es para ganar, y las encuestas no son ciencias exactas y ya se han derrotado en otras partes con estrategias. Y a veces el que vean primero queda de último. Y a veces el que va en 7.º queda en primero. Depende de su estrategia. La gente ya me conoce y la gente cuando me comenzó a conocer, comenzó a conocer al chino Flores de verdad y esa es mi fortaleza. Me presento donde sea y no ando seguridad. Yo no ando, ni quiero. 

¿Pero que debe pasar en estos cuatro meses para que se cumpla eso que usted está diciendo? 

Pues sencillamente aplicar las estrategias. Y las estrategias no se dicen, se aplican. 

¿O sea que usted va a aplicar algo que lo va a hacer ganar?

No lo dude, que ya lo estoy haciendo. ¿Usted ha escuchado hablar antes del Chino Flores, por ejemplo? 

Sí, claro, porque soy periodista. 

¿Y nunca ha escuchado hablar que fui ladrón, verdad? 

No.

¿Ni corrupto, ni narco? 

No

Eso es lo que el pueblo piensa de mí. 

No sé lo que piensa. ¿Lo han medido ustedes?

Claro que lo hemos medido. En todas las entrevistas usted puede ver como me atacan. ¿Me dicen ladrón? Lo puede decir alguien que no me conozca. Pero hay una gran diferencia. No tengo ninguna demanda sobre eso.

Lo atacan más bien es su instituto político. 

Pero eso es otra cosa. 

Pero como es con el que está compitiendo. Yo entiendo que, desde su punto de vista como candidato, en teoría no le debe nada a nadie. Pero su partido tiene un lastre. En su partido tiene dos expresidentes que son investigados por corrupción.

Pareciera que usted tiene un problema con mi partido. Mire, se lo voy a explicar: como periodista, yo creo que usted está haciendo lo correcto: escudriñando esta entrevista y me gusta, porque yo tampoco tengo nada que esconder, pero lo importante sabe qué es: lo importante es dar la cara en los momentos más difíciles. Y yo la estoy dando. Primero porque enarbolé la bandera. Segundo, me inscribí como precandidato. Tercero, me sometí al escrutinio de la base y, aunque dijeron que sólo había un candidato, ningún otro partido presentó dos, incluyendo el actual presidente. Me sometí al escrutinio donde la gente podía anular el voto o marcar cero, pero el 95.6% avaló mi candidatura presidencial. Y para mí ese es un gran paso porque la militancia estaba avalando a su candidato. Pareciera, como usted dijo, que comenzamos ayer con una campaña. Fue San Salvador. Unos compañeros me dijeron pude llegar a un evento. Yo no soy un candidato que le ponen alfombras, ni que anda con seguridad, no soy un candidato donde le preparan el escenario para llegar o lo maquillan. Soy un candidato genuino del pueblo y así me presento. Por eso fui, pero el arranque de campaña no fue ayer. Y si usted ve, no hay una sola valla publicitaria de ningún partido, ningún periódico el día de ayer sacó en su portada que comenzaba la campaña. Ningún medio de comunicación está anunciando elecciones. ¿Usted no se ha preguntado por qué? 

¿Por qué cree usted?

Porque todos tienen miedo. Bajo un régimen de excepción, todos tienen miedo de expresarse públicamente. Yo no. ¿Por qué cree que ningún otro candidato se ha inscrito, hoy 4 de octubre? Porque tienen miedo. Yo no tengo miedo. 

¿Y cree que lo harán? 

No sé, pero yo ya me inscribí. 

Dice que tengo problemas con su partido. 

No, pareciera. 

Dice que parece que tengo problemas con su partido. Preguntar lo hace pensar que tengo problemas con su partido.

No, porque el cuestionamiento del lastre, o sea, hay cosas que uno debe de poner en contexto. Y estimado Fagoaga, mire…

Pero los dos expresidentes de su partido están investigados por corrupción. 

Pues que los investiguen. 

Eso es un hecho, no me lo estoy inventando.

Pero que los investiguen a ellos. El candidato soy yo, correcto. 

Pero yo por eso le digo: le estoy cuestionando la parte del vehículo que lleva. 

Eso es pasado. Ayer comenzó la campaña, es el futuro. Yo soy el futuro del FMLN y del país. 

¿Qué les ofrece a los salvadoreños? 

Sencillamente, primero mi transparencia. Y pedí, antes que me inscribiera, que la Fiscalía me investigaran a mí. Segundo, fui de los más exitosos alcaldes de la historia, un diputado con propuestas claras durante los nueve años. Esa experiencia, aparte de ser catedrático y aparte de ser una persona muy solidaria, me permite encabezar una lucha por este pueblo… Yo no he heredado empresas, yo no he quebrado empresas. Yo soy un político, yo soy un político que he manejado finanzas públicas como alcalde. ¿Qué me han descubierto?

¿Su principal apuesta es en lo económico? 

La economía, garantizando seguridad a este país, seguridad jurídica, seguridad alimentaria. Que a los niños les llegue el vaso de leche, porque es ley de la República. Hoy solo les dan un par de zapatos. ¿Quién reclama?Nadie reclama.

Los jueces salieron a reclamar

Sí, pero no todos…

¿Y qué diferente usted ofrece para dinamizar la economía? 

Es bien sencillo: deje de invertir en cosas innecesarias y comience a invertir donde realmente el país necesita para crecer: el agro, la agroindustria, por ejemplo. ¿Cuánta inversión extranjera ha venido a El Salvador? Cero. Las alcaldías están llorando abandonadas. ¿Por qué cree que unieron los 44 municipios? Porque iban a perder más de 100. Ese es el grito de la población en el territorio porque no hay empleo, porque les ofrecieron empleo. 

Por lo que le entiendo hay una decepción en lo municipal. ¿Ustedes proyectan algún número específico de alcaldías de estas 44? 

No, la estrategia es no dar números. La estrategia es garantizar ganar los territorios y ganar los diputados. 

¿Qué de diferente, volviéndolo a lo económico, propone hacer usted respecto a lo que se hizo en los gobiernos anteriores del FMLN? 

Mi apuesta es una política de hambre cero. Ya hay niños que están muriendo de desnutrición. Yo fui catedrático de la Universidad Técnica Latinoamericana, me han hablado más de 40 ex alumnos que son ingenieros agrónomos con los que voy a construir el Plan Agropecuario para El Salvador. Hambre cero. Tengo historia. 

¿El plan así se llama?

Se puede imaginar qué hermoso que nadie aguante hambre en este país y que tenga los tres tiempos. ¿Quién se preocupa por eso? Las inversiones dependen de la seguridad jurídica y de todos los elementos que el país le ofrece al inversionista extranjero. ¿Cuántos han venido? ¿Por qué razón? Siendo el país más seguro de América Latina, es el que tiene menos inversión en la región centroamericana, es el que crece menos en la región centroamericana. Algo ocurre. 

¿Somos un país seguro?

Cuando uno está hablando de seguridad no solamente es el tema de tener a los presos en la cárcel, a los pandilleros, a los delincuentes. ¿Pero cuál es la seguridad que los niños reciban su vaso de leche en la escuela? ¿Cuál es la seguridad que reciban la atención en el seguro o en los hospitales cuando le dejan la cita para dentro de seis meses, aunque sea grave la enfermedad? ¿Cuál es la seguridad que un adulto mayor va a recibir su pensión universal que ya se la quitaron? ¿Cuál es la seguridad que un deportista realmente tenga una jubilación de verdad cuando no tiene seguro social y que juega fútbol y que joven o que juega básquet? ¿Cuál es la seguridad de que a un empresario que piense distinto a este Gobierno no le van a hacer persecución fiscal? Seguridad es más amplio.

Entiendo ese punto, pero me quiero centrar en la seguridad que tiene que ver con ausencia de violencia. ¿Usted qué piensa del régimen de excepción? La mayor cantidad de gente está contenta con esa medida.

¿Usted cree?

Me estoy centrando en las encuestas

Claro. Y yo lo he dicho en mis entrevistas. Perdón. Y no pierdo palabra para eso: la seguridad ha mejorado. Uno no puede ser hipócrita y estar atacando lo que es bueno.

¿Usted continuaría eso?

Mi propuesta es una propuesta inteligente, respetando los derechos humanos. Si este Gobierno hubiera respetado los derechos humanos de los inocentes, estuviera en un cien. Ni siquiera me hubiera presentado yo a la candidatura. 

Hubiera apoyado. 

Por supuesto. Pero cuánta gente inocente está en la cárcel. Y ustedes han hecho investigaciones históricas muy buenas. Hoy dicen que son 103 mil pandilleros. ¿O sea que han crecido las pandillas en este Gobierno? Porque los datos oficiales antes eran 76 mil…Han liberado casi ocho mil. No se les ha hecho juicio a muchos inocentes que están presos sin deberla. ¿Usted cree que las familias están contentas con el régimen de excepción?. Usted escuchara a la gente en la comunidades cuando no hay policías o militares violadores cerca.

¿Usted regresaría a la Fuerza Armada a los cuarteles?

La seguridad y la aplicación de la Fuerza Armada se hizo en los gobiernos anteriores. Si fuera necesaria, yo la seguiría usando. ¿Pero sabe qué está pasando? Les han sobrecargado. No les dan capacitación psicológica. Por eso andan haciendo muchos Rambos. Creen que son intocables porque andan un arma. 

¿Entonces por qué dejar en las calles a alguien que no está preparado?

Eso pregúntele al ministro de Defensa.

 Con esa premisa, teniendo en cuenta que no tenemos a una Fuerza Armada preparada, ¿Usted la dejarían en las calles? 

No, yo lo prepararía primero. Porque usted sabe que la Fuerza Armada muchas veces la utilizan para favorecer y proteger a la oligarquía. Quiénes dan golpe de Estado. Quiénes promueven el golpe de Estado. Por eso uno debe tener cuidado cómo trata a la Fuerza Armada. Y por eso yo le pedí al ministro de Defensa que saque a la Fuerza Armada de la campaña y que deje de andar hablando de oposición, porque él es ministro de todos los salvadoreños, sean de Gobierno o opositores. Que tenga cuidado cuando habla de esa manera. 

Hay una crítica recurrente a la Fuerza Armada y básicamente es que se ha vuelto un instrumento político del actual Gobierno.¿Qué papel tuvo que ver que los gobiernos del FMLN empoderaron tanto a la Fuerza Armada? El exministro Munguía Payés tenía casi también un uso político de la Fuerza Armada.

Es que uno debe tomar en consideración el papel constitucional de la Fuerza Armada y ese va a ser mi papel, que cumpla su rol constitucional. Que si se cometió el error antes y ahora, ese no es mi problema. Que respondan los que hicieron eso. Y así como en el régimen de excepción: los que están violando los derechos, que respondan, pero también que respondan los criminales pandilleros, los que masacraban a nuestro pueblo. Ahí me quieren vincular a mí con un tema de pandillas. Tuve un debate con un par de gente que genera contenido y salió alguien irresponsable acusándome de cosas.

Pero lo que sí hay detrás es las negociaciones que tuvo su partido con pandillas, así como las tuvo ARENA y las tuvo Nuevas Ideas. 

Que respondan los que lo hicieron. Yo no he estado en ninguna negociación.

¿De llegar a la presidencia, usted investigaría esa corrupción y esos vínculos de su partido con pandillas?

Eso lo tendría que hacer la Fiscalía. El presidente lo pide a través de la Asamblea… pero el presidente no es el que va a andar capturando delincuentes. El papel del presidente es mejorar la economía, mejorar la salud.

También luchar contra la corrupción.

Exactamente por eso. No es luchar, es prevenirla. Porque una cosa es que hoy salgan presentando a los corruptos diciendo estamos combatiendo la corrupción, No, lo que están demostrando es que es un Gobierno corrupto porque están sacando a sus corruptos. Por eso hay que prevenirla, poniendo gente honrada al frente de cada uno de sus puestos. La corrupción se previene, así como las enfermedades comunes se previene con la atención primaria en salud. Eso es, así, es elemental. Si usted no quiere que el agua le caiga en el techo, tape los hoyos primero y no ponga aguacates para que el agua caiga. Están presentando sus corruptos y una gran fila que hay. Significa que es un Gobierno corrupto. Duro, pero es la realidad. Pero lo quieren maquillar. No, yo no me voy a rodear de corruptos. Mis manos limpias me permiten a mí tener buen olfato.

Pero es más allá de tener un buen olfato. La presidencia, por ejemplo, prometió una comisión contra la corrupción y luego, cuando vio los resultados, la cerró.

Se fue la CICIES.

Otros gobernantes de otros partidos políticos, de ARENA, el FMLN, han prometido luchar contra la corrupción y, sin embargo, aquí estamos.

Sí, que los investiguen también. Yo no me opongo a investigar a cualquier corrupto. Los mecanismos existen. No es mi culpa que no han funcionado.

¿Qué tipo de cosas hará para que esos mecanismos funcionen?

Pues que se aplique la ley. Yo no estoy de acuerdo en estar formando circomisiones en la Asamblea. ¿A qué llegan, por ejemplo? A ningún resultado, porque a la hora de presentar pruebas, ahí llega el coyol y la piedra… ¿De quién depende que se investigue? Depende de quién usted controle y no es pareja la cosa. Y nunca ha sido pareja. Yo aspiro a un país donde la justicia realmente sea pareja para todos y todas. Para mí es importante la separación de los tres poderes del Estado. Ahí comienza todo y ahí comienza de verdad el levantamiento de la economía del país. 

¿Y entonces por qué compite?

Ya nos sacaron de la vigilancia del voto en el exterior, con el derecho que tenemos, porque se inventaron los árbitros electorales, que los primeros tres que ganaron la elección anterior van a ocupar los puestos de vigilancia. El que no tiene que estar en vigilancia es Nuevas ideas porque el presidente ganó con GANA… Yo no confío. Pero, ¿Por qué seguimos adelante? Porque vamos a demostrar que tenemos la razón. Cuando veo al rival con el que me voy a enfrentar, y dicen ‘ese equipo ya compró el árbitro, pues le voy a demostrar que le podemos ganar.

¿Le parece que el Tribunal Supremo Electoral es un árbitro imparcial?

Le estoy mencionando una cosa que ya no me gusto, ya no es imparcial, ya se parcializó, ya afectó a mi partido que tiene derecho a la vigilancia en el exterior. Espero que no nos saquen de la vigilancia aquí en el país.

¿Pero cómo se puede tener una contienda más o menos equilibrada con esta circunstancia?

No existe. Y en esas condiciones vamos a participar. 

Parece que esto más lo está diciendo más como un acto de fe, que basado en algo concreto…

Pues la fe mueve montañas y yo soy un hombre de fe. No soy un hombre que promueve el odio.

Esto de la esperanza ya lo hemos escuchado. Se lo escuchamos mucho al expresidente Funes.¿Cree que sea una buena carta?

¿Y acaso la esperanza es una palabra patrimonial de alguien?

¿Cuál es su pronóstico para febrero del año que viene? 

Estamos participando para ganar.

Deja un comentario

Your email address will not be published.