Captura del Estado y secuestro de la democracia

La captura del Estado se convierte en un enajenador de la función pública, que termina enclaustrando a la democracia y contribuyendo a marcar la desigualdad generada por nuestro sistema económico excluyente y agotado.

La ilegitimidad social del sistema de pensiones

En El Salvador, pensionarse no garantiza un nivel digno de vida. Los actuales montos de pensión del sistema (con tasas de reemplazo menores al 30 %) responden a los bajos niveles salariales y la baja rentabilidad de los fondos.

Ética estadística para ser un buen estadista

¿Era prudente presentar en cadena nacional tendencias de contagio basadas en una función matemática infinitamente creciente? ¿Fueron claramente comunicadas a la población las restricciones de movilidad decretadas ese día?