Cámara allana el camino para la liberación anticipada de Antonio Saca

La Cámara de Vigilancia Penitenciaria ordenó al juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria realizar un cómputo de pena favorable para el expresidente Saca, condenado a 12 años de cárcel por dos casos de corrupción. El Juzgado realizó la audiencia con un resultado a favor del último presidente de los gobiernos de Arena. La jueza determinó que Saca cumplirá la media pena en octubre del próximo año, con lo cual podría recuperar su libertad.

Foto Archivo FACTUM/Salvador Meléndez


El Juzgado Segundo de Vigilancia Penitencia realizó* este lunes 28 de septiembre una audiencia de cómputo de los años en prisión de Elías Antonio Saca, el primer expresidente condenado por actos corrupción en la historia reciente de El Salvador. La jueza emitió una resolución favorable al expresidente, que fue condenado a un total de 12 años de prisión (10 por mal uso de fondos públicos y dos por sobornos), y determinó que en octubre del próximo año cumplirá la mitad de su condena, lo que le permitiría aplicar a una libertad anticipada.

La audiencia fue ordenada por la Cámara Mixta de Tránsito y Vigilancia Penitenciaria de San Salvador que, modificando un criterio que había mantenido en otros casos, revocó el cálculo inicial de la jueza del Segundo de Vigilancia y le ordenó un nuevo cómputo.

“La señora juez segundo de vigilancia penitenciaria y de ejecución de la pena de esta ciudad deberá ejecutar la pena de diez años de prisión, sin considerar que tuvo una ‘interrupción’ como ella le llama, sin que existan quebrantamientos de principios, derechos y garantías constitucionales”, ordenaron los magistrados Amílcar Palacios y Roberto Sayes.

El expresidente Saca fue condenado en dos casos distintos. En el primero, en septiembre de 2018, el Tribunal Segundo de Sentencia lo condenó a 10 años de prisión por corrupción en el uso de $301 millones del Estado. En el segundo, un año después, el Juzgado Noveno de Instrucción lo condenó a una pena de dos años porque el expresidente sobornó con $10,000 a una empleada de la Cámara Primera de lo Civil de San Salvador. Su pena total, entonces, es de 12 años de cárcel.

Saca fue detenido en octubre de 2016 durante la boda de uno de sus hijos.

Para el juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria, Saca cumplió la pena de dos años por soborno (cohecho activo) el 14 de agosto de 2019 y desde entonces se quedó cumpliendo su condena de 10 años por peculado y lavado de dinero. Según ese cálculo, cumpliría la totalidad de su condena en 2028. Pero la Cámara de Vigilancia Penitenciaria sugirió que el cumplimiento de penas sea simultáneo, es decir, que el juzgado debía hacer una sola cuenta. El Juzgado, entonces, modificó este lunes el cómputo este lunes y resolvió que Saca cumplirá su pena total en 2026 y no en 2028, como lo había establecido originalmente.

El artículo 86 del Código Penal permite que los jueces de vigilancia penitenciaria, a propuesta de un concejo criminológico, puedan conceder la libertad condicional anticipada de condenados que hayan cumplido la mitad de su condena y cuando hayan demostrado buena conducta.

«Son temas que vamos a analizar (pedir la libertad anticipada). Como la presión política, la presión de los medios, las presiones electorales tienen incidencia en las resoluciones, creo que ese va a ser un tema a evaluarlo; pero cualquier penado tiene derecho a media pena», respondió Mario Machado, abogado de Saca, al finalizar la audiencia con la cual dijo sentirse satisfecho.

En el pasado, la Cámara de Vigilancia Penitenciaria había rechazado las apelaciones de los cómputos realizados por los juzgados de vigilancia. En el caso con referencia 4-2019-JVPEP-1LL-AP, por ejemplo, recordó que, según la ley penitenciaria, “no son apelables las resoluciones pronunciadas en los demás incidentes que se susciten dentro la ejecución de la pena”. Pero con la petición de los abogados del expresidente Saca la posición fue distinta. La Cámara falló a favor de la petición de la defensa y ordenó al Juzgado de Vigilancia repetir la audiencia que había realizado en junio de 2020.

El Juzgado Segundo de Vigilancia realizó la primera audiencia para el cómputo el 15 de junio de 2019.  En esa ocasión y también en la audiencia de este lunes, la Fiscalía General de la República dijo que los reos no pueden cumplir penas simultáneas, en adición con el cálculo realizado por la jueza. Los abogados quedaron inconformes y apelaron, pero la jueza declaró no ha lugar la petición. Por eso fue que los defensores acudieron a la Cámara, que es la instancia superior que revisa las decisiones de los juzgados de vigilancia.

Saca fue presidente en el último de Gobierno del partido Arena (2004-2009).  Confesó los actos de corrupción en su Gobierno, y gracias a esa confesión acordada con la Fiscalía, consiguió penas menores por los delitos que cometió. Su condena incluye la devolución de $301 millones.

Antes de Saca, Julio Rank y César Funes, quienes fueron condenado por ser cómplices del expresidente, obtuvieron beneficios penitenciarios. En marzo pasado, el Juzgado Primero de Vigilancia Penitenciaria le otorgó la libertad anticipada a Julio Rank, exsecretario de Comunicaciones, quien cumplía una pena de cinco años de cárcel por lavado de dinero.

Funes, el exsecretario de juventud que también fue condenado a cinco años de prisión por lavado, fue beneficiado en julio pasado con la libertad anticipada que le concedió el Juzgado Primero de Vigilancia Penitenciaria.


*La versión original de esta nota fue modificada luego de la audiencia realizada por el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria el lunes 28 de septiembre.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.