Con o sin pensión

En el tema de las pensiones en El Salvador, pareciera que ese no es el interés real. Es decir, no interesa si tendremos o no pensiones como trabajadores, sino que se trata de una medición de fuerzas. Por un lado estarían los grupos económicos (que buscarían no dejar de percibir); y otros que buscarían solventar la problemática.


Sin embargo, ahora la situación es muy diferente y se agrega un componente extra a todo, algo que no sucedía normalmente con otros factores sociales, económicos y financieros. Ese componente es que el tema de pensiones es algo insostenible. Es curioso ver que la memoria colectiva es tan, pero tan corta, que muchos tratan de hacerlo ver como algo que fue en otro donde sucedió… pero hay que recordarlo:

Hubo una privatización y ha sido un cúmulo de factores que han venido creciendo en períodos presidenciales donde, fuera quien fuera en este momento, tendría que enfrentar este problema. Creo que el hecho de no poder solventar esta situación es en parte debido a la desinformación existente. Los objetivos de crear extremas se han realizado y los intereses propios de los sectores lo han logrado. Mientras el estira y encoge no sea en beneficio de El Salvador, esta espiral nunca terminará.

No creás, salvadoreño, todo lo que dicen los medios. Comienza a informarte de la mejor manera; no seas un borrego más; comprende que la política debe de ayudar a construir una nación, que la acción de votar no es solo ir a marcar una bandera. ¿Porqué me refiero a esto? Pues porque muchos de los que están aún en la Asamblea Legislativa sabían que este momento iba a llegar. Muchos de los que hoy tratan de confundir (para que el colectivo no se pronuncie) estaban en ese momento.

El tema de las pensiones es uno de los tantos que, como país, será determinante para que comencemos a tomar en cuenta a nuestros verdaderos líderes y tomar nuevamente un rumbo sin retorno como nación. Las pensiones llegaron antes. Es decir, el tema. Los demás factores insostenibles —como la violencia, el costo de la vida, reformas fiscales y otros más— aún pueden dilatarse. Por eso mencionaba al principio el título de «Con o sin pensión».  Mientras las exigencias de nosotros, como ciudadanos, sean mediocres, las cosas seguirán caminando hasta un punto en que, al igual que las pensiones, nuestro país se vuelva insostenible.


  • Las opiniones vertidas en el espacio “Los Rookies” son exclusiva responsabilidad de sus autores y no representan la posición editorial de Revista Factum. Para interactuar con el autor, puedes visitar su red social.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Pensiones