4871 Vistas |  Like

El FMLN pepena un secretario general

Óscar Ortiz, cuestionado por su relación con Chepe Diablo e investigado por Probidad, y Arístides Valencia, descubierto tras negociar créditos para jefes de pandillas a cambio de apoyo en la elección presidencial de 2014, son los que, por hoy, buscan la secretaría general de la Comisión Política del FMLN, el partido salvadoreño de izquierda que cruza por su peor crisis política.

Fotos FACTUM/Gerson Nájera


La presencia del vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, hizo que la Policía de Tránsito tapara el tramo de la 27 calle poniente de San Salvador, donde se erige la tradicional sede del partido FMLN, la 1316. El congestionamiento que generó el bloqueo de la calle sumó al habitual desorden vehicular de San Salvador que el mismo gobierno que representa Ortiz no pudo solucionar en los últimos diez años. En medio del ruido de los pitos de los carros que se desviaban cerca de la 1316, este miércoles 24 de abril por la mañana, Ortiz informó que recién se había inscrito como candidato a secretario general de su partido.

“Tengo la boletita que expresa el cumplimiento de todos los requisitos que el partido demanda para quedar formalmente inscrito en la candidatura de secretario general del FMLN”, dijo Ortiz, satisfecho y rodeado de algunas figuras conocidas del FMLN, entre las que resaltaban la exdiputada y excandidata a alcaldesa de San Salvador Jackeline Rivera y el alcalde de San Marcos, Fidel Fuentes, un rebelde de la actual cúpula efemelenista.

El candidato para dirigir al FMLN por los próximos tres años —Ortiz recordó que el período de una Comisión Política son cinco años, pero prometió que si llega a la secretaría general va a cambiar los estatutos para reducirlo a tres años— habló en su discurso de un partido más competitivo y de mayor conexión con los jóvenes y las mujeres. Usó adjetivos como “fresco” y “moderno” para dar a entender su idea de un nuevo FMLN.

“Toda mi vida la he dedicado a este sueño y este esfuerzo y hacer del FMLN instrumento que contribuya a la transformación de este país”, dijo Ortiz, quien ha sido, por años, una figura incómoda para la cúpula tradicionalista del FMLN, liderada en su momento por Schafik Hándal y luego por Medardo González. Ortiz, identificado desde principios de siglo como uno de los líderes reformistas del FMLN, ha buscado la dirección de su partido político desde el año 2003, cuando perdió en las elecciones internas contra Hándal.

Óscar Ortiz, a pocas semanas de terminar su vicepresidencia, aspira a convertirse en el secretario general de la Comisión Política del FMLN. Foto FACTUM/Gerson Nájera

El vicepresidente, en ese entonces, era alcalde de Santa Tecla —y continuó siéndolo durante tres periodos más— y años atrás había sido diputado en la Asamblea Legislativa. Ortiz, en esa época, conoció a José Adán Salazar Umaña, Chepe Diablo, señalado e investigado por narcotráfico y lavado de dinero, con quien más tarde formaría una sociedad llamada Desarrollos Montecristo.

Con esta empresa, desde principios de los años dos mil, según una investigación de la Fiscalía General de la República, Ortiz participó en un total de cinco compraventas de un mismo terreno en San Vicente, que llevó a su propia empresa a reflejar pérdidas, pues Desarrollos Montecristo le compraba a un precio alto y luego le vendía ese mismo lote a un precio bajo. Años después, en 2017, la Fiscalía calificó esas prácticas como “métodos de lavado de dinero”, luego de ordenar la captura del socio de Ortiz, Salazar Umaña, por lavado. Luego de ventilarse el requerimiento contra Chepe Diablo, la Fiscalía no volvió a mencionar al vicepresidente.

Ortiz también es investigado por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia. Aunque la actual corte en pleno decidió limitar las investigaciones vigentes de Probidad y benefició de esta manera al efemelenista Ortiz, junto a otros exfuncionarios de los gobiernos del partido de derecha, Arena.

Una mayoría de magistrados recortó las indagaciones sobre patrimonios que estaba haciendo Probidad del año 2009 hacia atrás. La investigación sobre Ortiz estaba enfocada en su patrimonio entre 1997 y 2000, cuando fue diputado, y de 2000 a 2014, cuando fue alcalde de Santa Tecla. Las observaciones patrimoniales, por alrededor de $1.8 millones, quedarán desvanecidas con la nueva decisión.

El vicepresidente fue cuestionado por Revista Factum sobre esta decisión de la corte, luego del anuncio de la inscripción de la candidatura. “A mí me pueden decir cualquier tiempo, yo me siento totalmente seguro y a mí me pueden pedir cualquier información. Toda mi información está abierta”, respondió Ortiz, antes de subirse al vehículo que lo sacó de la 27 calle poniente.

Ortiz es el primer candidato inscrito para la secretaría general del FMLN, el partido que gobierna El Salvador y que en los últimos dos años sufrió sus peores derrotas electorales: en las legislativas y municipales de marzo de 2018 y en la presidencial de febrero de 2019. El FMLN perdió su preferencia —y alcaldías y diputaciones y la presidencia misma— por decisiones partidarias impopulares y la incapacidad de sus dos gobiernos, presididos por Mauricio Funes y por Salvador Sánchez Cerén, para controlar la violencia y mejorar la economía.

Un día antes de la inscripción, el actual ministro de Gobernación, Arístides Valencia, publicó su intención de participar en la elección interna para ser secretario general del FMLN. “Luego de valorar el momento, tomo la decisión de aspirar a secretario general del FMLN y pondré a disposición del presidente mi cargo de ministro”, escribió Valencia en su cuenta de Twitter el 22 de abril pasado.

Valencia participó en 2014, junto a su correligionario Benito Lara, en una reunión con jefes de pandillas en la que hubo de parte de los representantes del gobierno ofrecimientos económicos como microcréditos familiares, cuya suma llegaba a los $10 millones, a cambio de recibir de los pandilleros y sus familias apoyo electoral para las elecciones presidenciales de ese año. El FMLN y Arena fueron a una segunda vuelta ese año y fue Salvador Sánchez Cerén quien superó por un poco más de seis mil votos al arenero Norman Quijano.

La Fiscalía General, dirigida por Douglas Meléndez, pese a la revelación, no abrió ninguna investigación ni tampoco concretó ninguna acusación contra Valencia ni Lara por negociar una elección presidencial con pandilleros, de la misma manera que el fiscal Meléndez ignoró otra revelación de una negociación en la que participaron los areneros Ernesto Muyshondt, actual alcalde de San Salvador, y el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano (fallecido), con pandillas, para la misma elección presidencial de 2014. Valencia fue a retirar él mismo el 23 de abril los requerimientos que necesita para inscribirse.

Arístides Valencia, ministro de Gobernación, retiró el pasado 23 de abril de 2019 la documentación que debe completar para poder inscribirse como candidato a secretario general de la Comisión Política del FMLN. Foto Factum/Cortesía

Los dos efemelenistas que aspiran a dirigir el partido no son rostros nuevos. Ortiz y Valencia son funcionarios del actual gobierno de Salvador Sánchez Cerén, uno de los principales responsables de la debacle electoral del FMLN, por sus fracasos en la economía y en la seguridad pública (una rama de la que el propio Ortiz se hizo cargo desde el principio de la administración de Sánchez Cerén).

El alcalde Fidel Fuentes, que apoya a Ortiz, fue cuestionado por apoyar a un compañero que pertenece al gobierno efemelenista que Fuentes tanto ha criticado.

“Todos somos responsables de la derrota”, dijo, de tajo, para justificar su adhesión a Óscar Ortiz. Al alcalde Fuentes tampoco le molestan los antecedentes del vicepresidente. “Tener relaciones con empresarios no es pecado en este país. Los periodistas pueden decir mucho, pero no son los periodistas ni la libre expresión los que van a condenar a un funcionario”, comentó. Chepe Diablo, con quien Ortiz se asoció en Desarrollos Montecristo, también estuvo en una lista de capos del narcotráfico que clasifica Estados Unidos periódicamente.

Valencia tampoco representa un signo de renovación. Al contrario, el discurso del ministro de Gobernación es el de acentuar el “carácter revolucionario” del FMLN, aunque por el momento no ha detallado con precisión a qué se refiere.

Hasta ahora, ningún miembro de la Juventud del FMLN ha mostrado interés para tomar las riendas partidarias más que algunas inscripciones de jóvenes que se han registrado para pertenecer a estructuras departamentales o municipales del partido.

Al final, la secretaría general del FMLN podría ser disputada entre Ortiz y Valencia, dos viejos militantes, desde que el partido político fue guerrilla en los años ochenta, con lo que quedaría, una vez más, relegada la posibilidad de que militantes de las nuevas generaciones dirijan el partido.

Valencia se inscribirá en los próximos días, antes del 30 de abril, la fecha límite para las postulaciones, para competir contra Ortiz. Aunque fuentes dentro del partido comentaron la posibilidad de que aparezca un tercer candidato en los próximos días.

El entramado de respaldos y un as escondido

Los primeros respaldos más relevantes de Óscar Ortiz para llegar a la secretaría general efemelenista pudieron verse este 24 de abril con Jackeline Rivera y Fidel Fuentes a su lado mientras daba su discurso luego de inscribirse. En el caso del alcalde de San Marcos, tres fuentes del FMLN comentaron que esas adhesiones son vistas con recelo por las bases partidarias que han defendido a la actual dirección del FMLN, encabezada por Medardo González y Norma Guevara.

Los días que siguieron a la derrota del FMLN en la elección presidencial de febrero de 2019, Fidel Fuentes, como crítico agudo de su partido, coincidió con el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Roberto Lorenzana, en que uno de los peores errores que cometió la dirección actual del partido fue haber expulsado al candidato que resultó ganador de la elección, Nayib Bukele.

Las fuentes efemelenistas que conversaron con Factum dijeron que los apoyos que podría recibir Óscar Ortiz estarían extendidos hasta Casa Presidencial, a la que le quedan pocos días para seguir en manos de Salvador Sánchez Cerén y pasar a la nueva administración de Bukele. Factum trató de contactar por teléfono con Lorenzana, para consultarle al secretario si va a existir un respaldo de los cuadros efemelenistas que hoy trabajan en Capres hacia el vicepresidente Ortiz. Lorenzana no respondió a las llamadas. Algunas bases efemelenistas que guardan resentimiento hacia Nayib Bukele, dijeron las fuentes, podrían relacionar la candidatura de Ortiz con un grupo de militantes que tratarán de impulsar buenas relaciones con el nuevo presidente de la República, en lugar de plantarse como oposición política.

Fidel Fuentes, alcalde de San Marcos por el FMLN, ha sido un agudo crítico de la actual dirigencia del partido y del mismo gobierno. Pese a sus reclamos, ahora respalda para la secretaría general efemelenista al segundo representante del último gobierno del FMLN, el vicepresidente Óscar Ortiz. Foto FACTUM/Gerson Nájera

Mientras tanto, en el lado de Arístides Valencia los respaldos políticos estarán vinculados, con más inclinación, a la dirigencia tradicional del partido. De hecho, Fidel Fuentes aseguró que la secretaria general adjunta, Norma Guevara, no oculta su apoyo para Valencia. Las fuentes del partido también mencionan a otras figuras de renombre como Roger Blandino Nerio, Lorena Peña e incluso el dirigente José Luis Merino detrás de la candidatura de Valencia.

La posibilidad de una tercera candidatura para la secretaría general del FMLN descansa en la voluntad que tenga el excandidato presidencial Hugo Martínez para inscribirse en los próximos días, según las fuentes del partido. De hecho, Ortiz, durante un espacio que abrió a la prensa para preguntas durante el anuncio de su inscripción, respondió sobre esa posibilidad: “Con Hugo, mi reconocimiento, mi respeto. Ustedes saben que con Hugo tenemos una amistad y una relación muy fuerte. Hugo ha sido y es un líder del FMLN que va a seguir aportando mucho y mi respeto, por supuesto, a su decisión”.

Factum pudo contactar con Hugo Martínez, pero el excanciller y excandidato presidencial no quiso responder a la pregunta de si tiene la intención o, al menos, está evaluando inscribirse como candidato a secretario general.

Martínez, electoralmente, fue el rostro más visible de la derrota del FMLN en febrero de 2019. La dirigencia, la noche de la elección, lo dejó solo junto a su compañera de fórmula, la diputada Karina Sosa, en una conferencia de prensa que brindaron para hablar del revés que sufrieron.

En todo caso, según las fuentes del partido, Martínez construyó una buena imagen al interior durante la campaña y eso le significaría una ventaja, de entrada, contra Ortiz y Valencia.

Además, aunque sí es un rostro muy conocido del FMLN, tanto que su gestión en la Cancillería de la República ha sido cuestionada por la emisión de un pasaporte diplomático a la pareja del entonces presidente Mauricio Funes; por la contratación del dirigente José Luis Merino como viceministro, para lo que se le concedió fuero diplomático en momentos que congresistas de Estados Unidos estaban reclamando investigaciones contra él; y por las contrataciones de familiares de funcionarios del FMLN y del partido GANA en el servicio diplomático y en el servicio en el exterior, Martínez representa a una generación posterior a la de los comandantes guerrilleros. Desde esa perspectiva, aunque no se trate de un rostro nuevo, Martínez podría ser el que represente a los efemelenistas que buscan una renovación genuina del partido.

Ortiz, luego de su discurso y la pequeña rueda de prensa, saludó a los correligionarios que lo acompañaron, y a Jackeline Rivera y a Fidel Fuentes. Ya le tenían listo su vehículo. Respondió el cuestionamiento de Factum sobre su investigación en la Sección de Probidad y se marchó. Con él, los agentes de la Policía de Tránsito también se desvanecieron y el tráfico sobre la 27 calle poniente volvió al congestionamiento habitual.

Hasta el próximo 30 de abril, al menos, las aguas en el debilitado FMLN van a seguir revueltas por sus elecciones internas.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.