La traición de la diplomacia

1215 Vistas |  5

En 2021, el Parlamento Europeo condenó la “farsa electoral” en Nicaragua. ¿Por qué? Porque consideraron que las elecciones fueron amañadas, pues el oficialismo nicaragüense destruyó la integridad del proceso electoral. Tres años después, el mismo bloque aplaudió las elecciones y reafirmó que busca trabajar con Nayib Bukele.

¿Qué parte de las elecciones 2024 no vio la delegación diplomática europea que asistirá a la investidura y que hoy aplaude abiertamente las ilegalidades en El Salvador?

¿Se habrán perdido el golpe de Estado que llevó a cinco abogados a usurpar las sillas de los magistrados constitucionales? ¿O la resolución en la que estos títeres de la Presidencia trastocaron la misma Constitución para permitir la reelección del presidente, pese a la prohibición clara y explícita? ¿O sus embajadores en El Salvador no les contaron que las reglas de las elecciones cambiaron meses antes de las votaciones para favorecer únicamente al partido del presidente?

Si esto pasara en España, o en Francia donde se jactan del respeto a las leyes, y un presidente usara su poder para mantenerse a toda costa en el poder, estos mismos embajadores que ahora aplauden pondrían el grito en el cielo y clamarían por el respeto a la legalidad.

Pero como esto pasa en la finca, lejos de la civilización, entonces el show puede continuar.

La Unión Europea, y otras democracias con misiones diplomáticas en El Salvador, se apresuraron a aplaudir el triunfo de Nayib Bukele, obviando que el proceso electoral salvadoreño estuvo cargado de irregularidades que no solo ponen dudas sobre la integridad de las elecciones: la sepultaron por completo.

Puede que su abordaje pretenda ser pragmático. Es decir, mostrarse amigables con un gobierno y un presidente popular, dejando de juzgar el deber ser, amparado en la legalidad, y apegándose a la realidad en el terreno: que el continuismo descansa sobre el rompimiento de las leyes, la intimidación a las voces críticas y el ahogamiento financiero de la oposición.

Que sea popular, embajadores, no significa que sea correcto.

Su abordaje podrá ganarles reuniones y fotos amables desde las adornadas oficinas de la Presidencia. Lo que no ganarán es coherencia.

Ante intentos, en países como Venezuela o Nicaragua, de perpetuar a élites corruptas en el poder, ha habido numerosas y enérgicas condenas. Ante actos similares en El Salvador, donde el mismo presidente anunció que aspira a un sistema de partido único, muestran un peligroso silencio.

Una cobardía silenciosa que ya se está haciendo costumbre.

La diplomacia debería ser la amistad entre pueblos, unidos por aspiraciones comunes como el progreso o la paz, y no la complicidad entre gobiernos: unos despóticos y represivos, y otros que por “prudencia” optan por guardar silencio.

¿Qué espera la comunidad internacional para llamar al gobierno de Nayib Bukele por su verdadero nombre?

¿Esperan que se ponga a sí mismo la banda presidencial el 1 de junio y así poder calificarlo de dictador o presidente de facto? ¿O esperan que, una vez merme su popularidad, recurra a la misma violencia que han sufrido nicaragüenses o venezolanos?

¿O esperan que, como en mayo de 2021, los vuelva a engañar, reírse en sus caras, y de todas formas aplaudirle?

Las ilusiones de la comunidad internacional sobran: su pragmatismo no les abrirá puertas para ganar un poco de influencia en las causas que sus cancillerías priorizan.

Por el contrario, aplaudir a un tirano siempre dará el mismo resultado: el estar del lado equivocado de la historia. El lado violento, corrupto y que tiene las manos llenas de sangre.

¿Cómo le explicarán eso a sus ciudadanos?


Foto/Casa Presidencial de El Salvador

Deja un comentario

Your email address will not be published.

1 Responses to “La traición de la diplomacia”

  • Muy buena publication, especialmente para mucha gente que esta mal informada
    Desafortunadamente, estamos condenados a vivir una crisis otra y otra, por nuestra forma de pensar y hablo del pueblo salvadoreño en si
    Siempre nos han hecho creer que somos un pais pobre e inutil
    Si fuese asi porque no se alejan y nos dejan en paz.
    El savador es un pais rico en frutas tropicales, rico por su clima Tropical, ubicado en el centro de america, la gente muy linda se quedan sin comer por brindle al extrangero, trabajadora e inteligente.
    Que nos tienen amarrados intelectualmente porque los explotadores saben que tenemos capacidad para desarrollarnos en cualquier campo, yo lo veo aqui adonde vivo el salvadoren̈o es entregado, atento, honrrado, humilde, callado. Y sobresale en todos los campos, si no sobresalimos culturalmente en musica, teatro y otras areas es por que somos como los periods que les cortan las alas y solo aprenden hablar hablar y hablar.
    Tubimos la oportunidad de cambios y los dirigentes nos vendieron al mejor pastor, robar esta aceptado en nuestra sociedad pero que roben los ricos, pero el pobre no puede es muy malo para el pobre robar.
    Pero hoy con estos medios al perico les esta creciendo las alas
    Asi que adelante muchachos yo publico todo lo que va en beneficio para desmentir a este olgazan autonombrado, retrazadomental que nos esta jodiendo el bienestar comun
    DIOS TE SALVE PATRIA SAGRADA EN TU SENO HEMOS NACIDO Y AMADO
    Me siento orgulloso de ser de los tristes mas tristes del Mundo.
    Un Abrazo muchachos solo para adelante!!