42376 Vistas |  15

Bukele le aparta lugar al clan Saca en su gobierno

El presidente salvadoreño juramentó este martes 11 de junio a una treintena de nuevos funcionarios, entre viceministros, presidentes y directores de instituciones de gobierno para completar sus ministerios y autónomas. Contrario a su discurso de nombrar un gabinete de ministros paritario, mitad hombres y mitad mujeres, Bukele esta vez prefirió solo hombres. Entre ellos, algunos cercanos al expresidente condenado por lavado de dinero Antonio Saca. El nombramiento de miembros de GANA en su gabinete demuestra, además, que el presidente mintió a principios de año cuando prometió que su gobierno no tendría diputados ni cuotas partidarias.

Foto/Casa Presidencial


Miembros del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional y personas de confianza del expresidente Antonio Saca (2004-2009) fueron juramentados este martes por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, para distintos cargos en viceministerios, direcciones y secretarías. Uno de los cargos más importantes nombrado por Bukele fue el de secretario de Prensa de la Presidencia de la República, que ocupará Ernesto Sanabria, un hombre cercano a Saca durante su gobierno.

Sanabria fue un operador político de Antonio Saca, pero también administró las comunicaciones del primo del expresidente, Herbert Saca, un empresario que operó para Saca y para el expresidente Mauricio Funes (2009-2014). Para este último, según investigaciones periodísticas, Herbert Saca sirvió de puente para la compra de diputados en la Asamblea Legislativa.

Sanabria también trabajó para el grupo Samix, el conglomerado de radios del expresidente Saca y fue asesor en la Asamblea Legislativa del diputado Guillermo Gallegos, del partido GANA, que fue formado en 2009 por diputados tránsfugas del partido Arena y que fue concebido por los primos Saca y Mauricio Funes.

El nombramiento de Sanabria significa la apertura de una nueva secretaría, diferente a la Comunicaciones que ocupa Sofía Medina, persona cercana al presidente Bukele desde que era alcalde de Nuevo Cuscatlán a principios de la década. La Presidencia todavía no ha definido al público cuáles serán las responsabilidades de Sanabria, que se mantenía como persona cercana a Bukele desde que fue su asesor desde Nuevo Cuscatlán y la Alcaldía de San Salvador.

Ernesto Sanabria usando su teléfono celular durante el evento de entrega de Credenciales del TSE a Nayib Bukele y Félix Ulloa. Foto FACTUM/ Salvador MELENDEZ

El otro nombramiento de personas del clan de Antonio Saca es el de Nelson Guardado como viceministro de Obras Públicas. Guardado es parte del directorio nacional de GANA, es decir, es miembro de la cúpula del partido que presentó a Bukele para las elecciones presidenciales del 3 de febrero de 2019. Si bien durante la campaña electoral las siglas de GANA desaparecieron y no fueron mencionadas, al menos en la propaganda pagada por el círculo de Bukele, formalmente tuvo que afiliarse al partido creado por Antonio Saca para competir. Guardado es un hombre de la vieja guardia de GANA, de los primeros diputados tránsfugas de Arena que renunciaron al partido en la legislatura 2009-2012 para crear su propio movimiento y que se convirtió más tarde en partido político.

Guardado llegó a ser incluso jefe del grupo parlamentario de GANA en sus inicios, cuando los miembros de ese partido negaban que Saca estuviera detrás de su creación, aunque defendían “los logros” de su presidencia y lo aclamaban como un líder en la derecha.

Otro miembro de GANA nombrado por Bukele es Rigoberto Soto, quien va a ocupar el cargo de viceministro de Agricultura y Ganadería. La historia de Soto es más reciente que la de Guardado. El actual diputado de GANA (pedirá permiso a la Asamblea Legislativa para asumir el viceministerio) también fue tránsfuga de Arena pero en una segunda generación, durante la legislatura 2012-2015. Soto dejó a Arena con los mismos argumentos que usaron los fundadores en 2009 acerca de que el partido era antidemocrático y que lo marginaban.

Los herederos políticos de Tony Saca

“Los audios presidenciales”, una investigación que publicó Revista Factum entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, revela cómo Herbert Saca, siendo el operador político de Mauricio Funes, se encargó de sobornar a diputados opositores al FMLN, ya fuera para convertirse en tránsfugas o solo para que orientaran sus votos en la dirección que dictaba el gobierno de Funes. De esa operación nació Unidos por El Salvador, que integraron Soto y otros cuatro diputados propietarios que también renunciaron a Arena.

Ese nuevo grupo parlamentario, aunque se decía independiente, fue de forma permanente una adhesión en las votaciones en que el FMLN podía contar con los votos de GANA. Más adelante, dos diputados abandonaron el movimiento y no integraron otros partidos, mientras que Soto y otros dos legisladores, Jesús Grande y Adelmo Rivas, se enrolaron en GANA. Mientras estuvo en Unidos por El Salvador, Soto y sus compañeros también sumaron sus apoyos a la candidatura presidencial de Antonio Saca, cuando quiso volver a gobernar El Salvador en 2014 con el movimiento Unidad.

En la foto que la Presidencia publicó la tarde del martes 11 de junio aparece entre los nuevos funcionarios juramentados Gustavo Villatoro, exdirector de Aduanas durante todo el gobierno de Saca. Tres fuentes del gobierno confirmaron a Factum que Villatoro fue nombrado como el nuevo director de Aduanas en la administración de Bukele.

En días anteriores, Osiris Luna Meza fue nombrado director de Centros Penales. Luna es, como Rigoberto Soto, actual diputado de GANA, cercano al diputado Guillermo Gallegos. Mientras que Francisco Merino hijo, quien fue el encargado de protocolo en el gobierno de Saca, también es otra de las personas cercanas a Bukele. La aparición de Merino causó sorpresa cuando llegó a la Asamblea Legislativa en abril pasado, como delegado del entonces presidente electo Bukele, para coordinar el evento de la toma de posesión del 1 de junio.

La participación de Merino hijo trascendió a la toma de posesión y sigue en los eventos protocolarios del presidente. Este mismo martes 11 de junio, Bukele asistió a la Escuela Militar de la Fuerza Armada de El Salvador para recibirse como comandante general de los militares. En el evento lo acompañó Merino hijo.

Los nombramientos de personas cercanas al expresidente Saca no solo confirman la cercanía que también Bukele ha tenido con ese círculo, también evidencian que el nuevo presidente mintió.

Bukele, siendo candidato presidencial, el 31 de enero de 2019, a pocos días de la elección del 3 de febrero, escribió en su cuenta de Twitter (su medio de comunicación preferido) las siguientes palabras: “Ningún diputado, ni dirigente partidario, de ningún partido político tendrá cuotas o podrá asignar cargos en el gobierno”.

Incluso hizo una reflexión en esos mensajes de Twitter: “Ya tuvimos suficiente con 5 años de gobierno de una comisión política como para tener otros 5. Si jamás permití que la cúpula del FMLN me diera órdenes, menos lo permitiré de dirigentes de otros partidos”. Ahora Bukele no solo ha sido cuestionado por incluir a amigos y parientes en su gobierno, también ha dado lugar a los cercanos de Saca.

Y como a esa promesa de enero, Bukele también renunció a la paridad de género en los nombramientos que hizo este martes: todos los nuevos funcionarios juramentados son hombres, contrario al discurso de igualdad que pregonó cuando conformó su gabinete de ministros. De hecho, la política de “solo hombres” quedó evidenciada desde días antes con una fotografía que publicó el presidente con su gabinete de seguridad para atender la “emergencia” de la violencia en el país. En el área seguridad de Bukele tampoco gobiernan mujeres.

A los amigos y parientes del nuevo presidente que fueron nombrados en otros cargos en días anteriores se han adherido hombres del clan Saca. Antonio Saca está condenado por lavado de dinero y peculado, por un monto de alrededor de 350 millones de dólares, dinero público que manejó Casa Presidencial y que fue desviado en los años en que gobernó este expresidente. Bukele se afilió al partido que fue creado por Antonio Saca, su primo Herbert Saca y el expresidente Mauricio Funes, para participar en las elecciones presidenciales.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.