4631 Vistas |  1

La noche exacta de Jorge Drexler

Los que estamos cerca de los 30 o los 40 años no tuvimos a un Silvio o Sabina propio. Un cantautor de esa calidad lírica que hablara desde nuestro tiempo. Eso antes de Jorge Drexler.

Si bien inició su carrera en los noventa, fue en la década siguiente que logró hacer la banda sonora para la vida de muchos. Por eso el pasado 13 de septiembre, durante su primera visita a Ciudad de Guatemala, el teatro Teatro Lux tenía un lleno total con personas que rondábamos ese rango de edad.

La identificación con Drexler no es gratis. Este señor de 50 años ha puesto DJ a verdaderas piezas de poesía, ha hecho un cover a Radiohead y ha hablado de la infidelidad en los tiempos de la informática. Sin embargo su orquesta para esta ocasión fue más tradicional: vientos, cuerdas, percusiones y teclados. Todos los músicos de increíble calidad.

Las luces eran acordes al álbum que se traía entre manos: “Bailar en la cueva”. La mayor parte del concierto tuvo un ambiente de discoteca, a lo “Saturday Night Fever”. El público: demencial. Verdaderos fanáticos coreando cada una de las canciones.

De “Bailar en la cueva” fueron varios de los primeros temas ejecutados. A medio concierto la banda desapareció y él uruguayo inició el momento más íntimo de la noche. Con total maestría logró callar a una multitud que parecía indomable. Luego tomó su guitarra y cual trovador en un bar dijo que tocaría lo que los asistentes pidieran.

Para “Al otro lado del río”, el público se volvió su coro. Cantada a cappella, recordando aquella polémica en la entrega de los premios Óscar de 2005, cuando no pudo cantarla en la ceremonia por no ser “una figura lo suficientemente conocida en Estados Unidos”.

De esta sección también destacó la participación de la guatemalteca Gaby Moreno, invitada para cantar “Soledad”. Una de las voces femeninas favoritas de Drexler, según manifestó.

La banda regresó y hubo de todo, hasta tiempo para recitar un poema de Rubén Dario. También para grandes éxitos como “Mi Guitarra y vos” y “Salvapantallas”, donde aprovechó para contar que está dedicada sus hermanos.

Con “Bolivia” puso a todo mundo a bailar, luego de contar que los que recibían el “no” en las cancillerías en 1939 eran sus abuelos y que la canción era una forma de pago a la generosidad de aquel país por decir que “sí”. La “prensa basura” también tuvo su canción con “La plegaria del paparazzo”.

El público no dejaba que el autor de “Eco” se retirara del escenario. Por eso regresó y cantó “Universos Paralelos” y “Luna de Rasquí”. Durante el baile de esta última, un asistente lanzó la bandera de El Salvador. Lo ocurrido después lo pueden ver en el video del siguiente enlace.

Para no quedar en deuda con el país visitado, el uruguayo retornó para despedirse definitivamente del concierto vistiendo la camisa de la selección guatemalteca. Ahí, acompañado de todo el público, cantó “Todo se transforma” y “Me haces bien”.

Ese 13 de septiembre, Jorge Drexler nos comprobó que “la noche no es una ciencia exacta”.

*Para ver una galería fotográfica del show de Jorge Drexler, visita el siguiente enlace.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Música