El Haragán y compañía: «Lo que no me gusta de la etiqueta de rock urbano es que se usa para estigmatizar»

3366 Vistas |  3

Luis Álvarez –mejor conocido como «El Haragán»– habló con Revista Factum (de El Salvador) acerca del lanzamiento del nuevo sencillo (llamado «Yayo»), pero también de otros temas como los estigmas de la etiqueta de «rock urbano», su posición respecto a las caravanas de migrantes centroamericanos, la exclusión de El Haragán del documental «Rompan todo», la crisis mundial de un instrumento como la guitarra, la diversidad musical de la banda y su adaptación a los nuevos tiempos y la tecnología, entre mucho más.


Una de las historias más curiosas de la larga tradición musical mexicana es la que cuenta cómo fue que un músico llamado Luis Álvarez asumió el nombre de la banda con la que por más de treinta años se le ha asociado: El Haragán y compañía.

Sucedió que, cuando apenas arrancaba su carrera, acudió a una estación de radio en México para promover una canción suya, llamada «El Haragán». Sin embargo, como no es extraño en la volátil franja de medios de comunicación, tuvo el infortunio de ser entrevistado por un locutor que ese día no andaba muy fino. Cuando llegó el turno de presentar la rola, el locutor dijo: «Y con ustedes: El Haragán… y su canción, Luis Álvarez». Desde entonces –y como ejercicio de reírse de uno mismo– Luis adoptó el pseudónimo de «El Haragán» y junto a su banda comenzó a colocarse en el gusto de mucha gente ávida de rocanrol.

Han pasado treinta años desde entonces. Muchas de sus canciones han dejado huella en la escena musical de México. Canciones como «Muñequita sintética», «Él no lo mató» y «No estoy muerto», entre muchas más. Pero el artista que desde su adolescencia inició a girar en líneas del metro y rutas de camión –durante la década de los ochenta– continúa produciendo. Recién acaba de estrenar un nuevo sencillo, llamado «Yayo», un blues muy en el estilo que lo caracteriza. Y esa fue la razón, también, que lo llevó a platicar con Revista Factum acerca de temas históricos, conceptuales y de análisis de lo que está ocurriendo en materia de música en tiempos de pandemia.

Incluso llegó a sentar postura respecto al tema de la caravanas de migrantes centroamericanos que buscan atravesar México para llegar a Estados Unidos. Y, para el final, compartió algo que muy pocos conocían de él: que una vez tuvo una novia salvadoreña.

Tags

#Música

Deja un comentario

Your email address will not be published.