El hermano de un narco gobernará uno de los principales accesos de cocaína a El Salvador

La Unión es uno de los tres principales accesos para la cocaína en El Salvador, según datos oficiales.  Con Nuevas Ideas, Emelic Quezada, hermano del narcotraficante Daniel Quezada, gobernará nueve playas de ese departamento. El alcalde electo, que proviene de las filas del FMLN, es también  financista del Movimiento Nuevas Ideas.

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


Emelic Quezada Fernández, hermano del prominente narcotraficante Daniel “El Gordo” Quezada, será el nuevo alcalde que gobernará el municipio costero de Conchagua, en La Unión, uno de los principales accesos de cocaína a El Salvador, según registros oficiales. Bajo la bandera del partido Nuevas Ideas, con 7,135 votos, Quezada desbancó el pasado 28 de febrero a Jesús Medina, quien ejercía su tercer periodo como alcalde del partido Arena.

Daniel Quezada, el hermano del alcalde electo Emelic Quezada,  fue acusado en 2010 por la Unidad Especializada contra Delitos de Narcotráfico de la Fiscalía General de la República (FGR) de ser un narcotraficante que recibió en su rancho de playa cientos de kilos de cocaína proveniente de las costas de Nicaragua, para luego venderlos a traficantes guatemaltecos. Según la Fiscalía, Quezada desembarcó durante años la cocaína en dos playas del municipio de Conchagua: Playas Negras y Las Tunas.

Emelic Quezada, hasta el 26 de marzo de 2021, no tiene ningún registro en el sistema de datos de la Policía Nacional Civil (PNC), según pudo constatar Factum. Es decir, nunca ha sido detenido por ningún delito, ni posee orden de captura. Sus dos hermanos y una de sus cuñadas, sin embargo, sí tienen un largo récord delictivo por tráfico de drogas y lavado de dinero. Ahora, al ser cuestionado si su parentesco con un narcotraficante podría facilitar el tráfico de drogas en su municipio, Quezada lo niega. Factum llamó al alcalde electo el pasado 25 de marzo a su teléfono en Estados Unidos. Al momento de la llamada, él contó que se encontraba en Houston, Texas, donde ha residido durante los últimos diez años.

— Puede haber quien piense que ahora que usted va a gobernar nueve playas, le podría permitir a su hermano volver a traficar droga con más facilidad. ¿Puede usted garantizar que eso no va a ser así? – preguntó un periodista de Factum.

— La verdad de las cosas es que, como le digo, yo vivo en Estados Unidos, y la verdad es que eso es imposible. Por eso le digo que cada cabeza es un mundo y solo porque él ha sido mi hermano yo no me puedo prestar a cosas que no son legales, ¿me entiende? Y la verdad es que eso es muy problema de él. Cada quien tiene derecho a pensar lo que quiera, pero yo no he tenido ningún problema con la autoridad ni en Estados Unidos ni en ninguna parte del mundo. Solo porque es mi hermano, la gente no tiene por qué desconfiar de mí tampoco —dijo.

— ¿Va a impulsar alguna medida para combatir el narcotráfico?

—  La verdad de las cosas es que el ministro de Justicia está haciendo un buen trabajo y eso ya es trabajo del Gobierno. Y la seguridad la garantiza el Estado. Y si hay que trabajar en conjunto, pues tenemos que trabajar en conjunto –, respondió Emelic Quezada.

Una investigación de El Diario de Hoy publicada en 2018, señala con datos oficiales que San Luis La Herradura en La Paz, Sonsonate y La Unión son las tres costas salvadoreñas por las que más entra droga al país, en su mayoría cocaína. Las incautaciones de droga en las costas de La Unión son muy comunes. El 21 de marzo de este año, por ejemplo, la Fiscalía incautó $65,000 en efectivo en un rancho donde también encontraron 200 kilos de cocaína valorados en $5 millones.

Entre 2019 y 2020, la incautación del alcaloide en El Salvador se desplomó, según una publicación de La Prensa Gráfica, al punto que en 2019 únicamente se lograron decomisar poco más de 100 kilos.

Conchagua, por su particularidad geográfica, es, según los jefes policiales consultados por este medio, uno de los puntos de ingreso de droga más fluidos del país. Cuenta con nueve playas y un elemento adicional: una pista de aterrizaje propiedad de la Fuerza Armada que, según los lugareños y policía consultados, ha servido para aterrizaje de “narcoavionetas” en los últimos años.

En 2011, un año después de que la Fiscalía presentara pruebas testimoniales y evidencias, como rastros de cocaína en vehículos, en el rancho de playa de Daniel Quezada y en varias maletas encontradas enterradas en el lugar, el juez especializado de Sentencia de San Miguel, Enrique Alberto Beltrán, lo condenó a a tres años por el delito de posesión ilegal de droga y actos preparatorios, aunque lo absolvió por el delito de tráfico ilícito, que puede ser castigado con 20 años de cárcel. El juez que lo exoneró de tráfico ilícito fue condenado posteriormente en el año 2017 en el caso llamado “Conexiones”, por formar parte de una estructura de jueces que beneficiaban a imputados a cambio de dádivas.

Personal de seguridad camina dentro del ex Hotel Playas Negras, propiedad de Daniel «El Gordo» Quezada, hermano del alcalde electo de Conchagua, que ganó bajo la bandera de Nuevas Ideas.
Foto FACTUM/ Bryan Avelar

Tres años después de la primera acusación, en 2013, la Fiscalía volvió a acusar a Daniel Quezada ante los tribunales, esta vez por el delito de lavado de dinero y activos. En 2015, la Fiscalía logró condenar a Quezada, a su esposa, uno de sus hermanos, Armando Quezada, y a seis de los integrantes de su banda a cinco años de prisión por haber lavado $3 millones provenientes del narcotráfico. Daniel Quezada también fue mencionado en la acusación fiscal contra miembros de El Cártel de Texis como uno de sus proveedores de cocaína de la organización criminal. Según la Fiscalía, Quezada le proveía cocaína al cartel cuando este se quedaba sin producto. Quezada también fue señalado por la Fiscalía como miembro de la banda de traficantes llamada Los Perrones, que operaba en el oriente del país.

Daniel “El Gordo” Quezada quedó en libertad en el año 2018, luego de cumplir sus condenas. En abril de 2020, volvió a ser capturado por policías antinarcóticos que realizaban un retén en una carretera de La Unión. Esta vez, Quezada fue acusado de los delitos de amenaza agravada y portación y conducción ilegal de arma de fuego. Sin embargo,  ya se encuentra nuevamente en libertad.

A partir de mayo de 2021,  su hermano, Emelic Quezada será el alcalde que gobernará el municipio costero con nueve playas, cuatro de las cuales dan al golfo de Fonseca. Las nueve playas del municipio de Conchagua son: Las Tunas, Torola, Playas Negras, Playas Blancas, Maculís, Jagüey, Tamarindo, La Criba y Playa Sola.

Emelic Quezada, alcalde electo de Conchagua con Nuevas Ideas, es hermano del narcotraficante Daniel Quezada. Foto FACTUM/Cortesía

El ahora alcalde electo intenta distanciarse de su hermano al menos a nivel discursivo. Al preguntarle si sabe si Daniel “El Gordo” Quezada ya está libre luego de haber sido capturado a unos meses, el político se desentiende: “Yo le voy a ser honesto, yo me he enfocado más en mi familia, en mi proyecto, que en estar averiguando los problemas de mi familia. Mi familia son mi esposa y mis hijos. Ya estamos grandes y cada quien tiene que ser responsable de sus actos”, dijo.

Revista Factum consultó con policías del departamento de La Unión, con miembros del partido FMLN, con gente de Nuevas Ideas, lugareños de Conchagua, funcionarios y exfuncionarios de la alcaldía de ese municipio para perfilar a Emelic Quezada. De once fuentes entrevistadas por este medio, ocho son o fueron cercanas a Emelic Quezada en algún momento de los últimos cinco años. Ninguno de ellos es capaz de identificar a qué se dedica el alcalde electo, pero todos, quienes prefieren hablar de él desde el anonimato, lo señalan como un adinerado empresario con propiedades en  San Miguel y en Conchagua.

Este medio comprobó que Emelic Quezada sí tiene propiedades en Conchagua y en San Miguel, sin embargo, no tiene participación en ninguna empresa en El Salvador. Según consta en el Registro de Comercio, su única participación comercial fue en el año 2009 como cuarto director suplente en la junta directiva de las rutas de autobuses 53-D S.A. de C.V., Transportes Usulutecos S.A. de C.V. y Unión de Transportistas de Oriente UTRAO S.A. de C.V. Sin embargo, Quezada niega haber tenido alguna participación en dicha empresa.

En una conversación telefónica con Factum, Quezada aseguró que entre 1992 y 2010 se dedicó al rubro del transporte en el oriente del país y fue dueño de varias unidades de autobuses intermunicipales y urbanas. Pero a partir del 2010 empezó a tener “problemas” que no quiso detallar y se fue nuevamente a Estados Unidos donde tiene su hogar hasta la fecha. Ahora, asegura, su familia ha vendido la mayoría de las unidades de transporte que tenía. En los Estados Unidos, Quezada es copropietario de una empresa de construcción de piscinas en residencias privadas.

Según el registro de la propiedad salvadoreño, una de las propiedades a nombre de Emelic Quezada está compartida al 50% con Roberto Ventura Baires, y es un terreno de 11,757 metros cuadrados en el polígono El Maculís, en la playa El Tamarindo, en Conchagua. Este terreno fue comprado por Quezada y Baires en junio del 2019 a $5,000. El terreno es un terreno vacío, sin construcción alguna. La otra propiedad a su nombre está ubicada en San Miguel, fue comprada en el 2016 y le costó $25,000.

Emelic Quezada y Nuevas Ideas

Emelic Quezada no es nuevo en la política. Desde los noventa está vinculado al partido FMLN, según miembros del mismo partido y pobladores de Conchagua. Él mismo asegura que su vinculación al partido de izquierda se da justo después de los Acuerdos de Paz, cuando empezaba a ser empresario de transporte en el oriente del país y junto a otros empresarios buscaron apoyo legislativo en el partido PCN, pero no lo encontraron.

Quezada migró a los Estados Unidos a sus 14 años, en 1983. Volvió a El Salvador a finales de 1992. Al volver se convirtió en un empresario de buses, al igual que su papá, Pablo Quezada.

En 2007, Emelic Quezada convenció al que más tarde sería alcalde de Conchagua, Ulises Soriano, de unirse al partido FMLN. Dos años después lo apoyó financieramente para lanzarse como candidato a alcalde. Así lo muestra el mismo Emelic Quezada en fotos subidas en su cuenta de Facebook donde se le ve acompañando a Soriano en un evento realizado en Estados Unidos. En la foto, todos visten la camisa del FMLN.  Hay un  texto corto donde Quezada agradece a quienes asistieron al evento de apoyo al candidato Soriano.

Soriano perdió dos veces las elecciones municipales, pero en 2015 logró ganar un periodo que culminó en 2018. Soriano era hijo de una familia pesquera de Conchagua, que continuó con el negocio de su familia y se fue a vivir durante siete años (2000 al 2007) en a las costas de Nicaragua. Al regresar a El Salvador, a su natal Conchagua, se metió al partido FMLN para incursionar en la política partidaria.

En 2018 el actual presidente salvadoreño consolidaba su candidatura y creaba el entonces llamado “Movimiento Nuevas Ideas”, que luego terminaría convirtiéndose en su partido, y para ello necesitó mucho apoyo de los salvadoreños en Estados Unidos. Emelic Quezada fue uno de los que ayudó.

— Nos conocimos con José Manuel Dueñas (actual alcalde electo de Nuevo Cuscatlán por Nuevas Ideas), que en ese momento era una persona bastante allegada a Nayib y José Manuel tenía una empresa también en Houston, por lo que teníamos buena comunicación. Él me dijo que Nayib iba a formar un proyecto y me invitó a participar. Era un momento de tomar decisiones y la tomé. En ese momento no me metí a fondo como ahorita, pero me empecé a vincular a un movimiento que ha terminado en lo que tenemos ahora— , dijo Quezada a esta revista.

La participación de Quezada fue económica y organizacional. Aportó dinero y ayudó a conseguir más para organizar eventos de Nuevas Ideas en El Salvador, así como lo hicieron muchos salvadoreños pequeños empresarios de la diáspora en Estados Unidos.

—  Estuve trabajando en el proyecto ayudando a José Manuel a organizar eventos en el país y a José Candelario Barahona en San Miguel. Con Barahona somos amigos desde hace 27 años. Él ahora fue candidato a diputado por San Miguel. Entonces, me interesé por trabajar con un liderazgo cercano a Nayib. Siempre colaboré en muchos rubros, económico y organizando para recaudar fondos para realizar eventos allá y aún yo di hasta mi casa para que fuera la sede que tenía Nuevas Ideas en San Miguel. Entonces, fueron algunos de los aportes que pude dar al proyecto — , dijo Quezada.

 

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.