Las dos victorias de la Fuerza Armada

«¿Los has visto caminar, Moya?, yo no lo podía creer cuando vine, me parecía la cosa más repulsiva, te lo juro, todos caminan como si fueran militares, se cortan el pelo como si fueran militares, piensan como si fueran militares, espantoso, Moya, todos quisieran ser militares, todos serían felices si fueran militares, a todos les encantaría ser militares para poder matar con toda impunidad, todos traen las ganas de matar en la mirada, en la manera de caminar, en la forma en que hablan, todos  quisieran ser militares para poder matar, eso significa ser salvadoreño, Moya, querer parecer militar»

Horacio Castellanos Moya, El Asco (1997)

¿Por qué la estamos leyendo El Asco? Más allá de que siempre hay que leer a nuestro querido Horacio, la temática de la novela sigue desgraciadamente vigente: en El Salvador, el culto a lo militar se mantiene imperturbable. Y con ello, una de las principales características cuando pensamos en los militares que nos han gobernado, pisoteado y disparado: la impunidad.

Esta semana dos hechos marcaron la influencia de lo miltar en la vida cotidiana. La más grave ocurrió en la Asamblea Legislativa, donde Arena, PCN y PDC aprobaron una nueva amnistía para los criminales de guerra. En el estudio conversamos con el periodista de Factum Rodrigo Baires Quezada, quien ha reporteado la elaboración y aprobación de la ley, y desde Washington nos acompañó Alfredo Bonilla, un abogado salvadoreño con amplia experiencia en el sistema interamericano de derechos humanos, y quien ha sido consultor para PADF y la OEA (min 5:34).

La segunda llegó de la mano de las encuestas. Según la Universidad Francisco Gavidia, más del 70% de los salvadoreños apoya lo sucedido el 9 de febrero, cuando el presidente Bukele se tomó militarmente la Asamblea Legislativa (min 3:17). El amor de los salvadoreños por lo militar es infinito.

Escúchanos en Spotify:

Escúchanos en Spreaker:

Listen to «Las dos victorias de la Fuerza Armada» on Spreaker.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.