2100 Vistas |  2

Dos veces Madrid

Para los que seguimos el fútbol como aficionados de los equipos grandes del mundo, se abre nuevamente la oportunidad de poder disfrutar una final de Champions League y más aún de dos equipos que hace dos años se enfrentaron.


Completamente aficionado del Real Madrid desde 1996, cuando un amigo llamado Raúl me prestó su camisa original del club —y más en ese tiempo, cuando no era costumbre andar con una—; y por otro amigo, llamado Toño, que me contagió la pasión por la Champions League.

He pasado buenas y malas con el Real Madrid, pero de lo que quiero hablar es de la constante que tienen estos clubes élite en el mundo. Y para los seguidores del Atlético es más aún. Después de tantos problemas que los llevaron incluso a descender a la segunda división (en mayo del año 2000), es curioso ver cómo surgen nuevamente. De la mano de Diego Simeone, parece ser que se trata de once «cholos» quienes están jugando siempre. El carácter, la personalidad de un gran equipo, es lo que ha cosechado muchos frutos en estos últimos años.

Todos tenemos muy fresca aún la final del 2014 entre estos dos equipos y como parecía que el Atlético se llevaría la victoria. Como seguidor del Real Madrid, obviamente, no quería que esto ocurriera y disfruté la victoria, pero no dejo de pensar en la tenacidad del Atlético. Ahora nuevamente está la oportunidad en un derby en el que se enfrentan dos equipos de la misma ciudad. Más que un Barcelona —que ha brillado por su fútbol—, más que un Bayern —que todos daban por finalista—, más que todo eso, está la verdadera realidad de dos clubes enormemente gigantes. Quizás es más mediático el Real Madrid, pero puedo considerar que el Atlético se encuentra más cerca de ese título que el propio equipo vikingo. Por mérito, por trabajo, por esfuerzo, apunta al Atlético como el equipo merecedor, pero obviando eso, lamentablemente, los partidos se ganan con goles y eso hace de este deporte el mejor del mundo, sin temor a equivocarme.

En la posibilidad de ganar la Champions —a diferencia de otros encuentros—, no veo completamente favorito al Real Madrid. Hoy por hoy, y frente a este rival, no pesa la historia. Simplemente será un encuentro digno de este torneo.

Más que el marketing, más que los millones que se manejan en estos torneos, es interesante ver el resurgir de los clubes que trabajan, que se reorganizan, que apoyan sus bases para que pesen siempre en la historia. Así que todo está listo para el 28 de Mayo en Milán. Sin duda será una gran final y esperemos que gane el mejor.


  • Las opiniones vertidas en el espacio “Los Rookies” son exclusiva responsabilidad de sus autores y no representan la posición editorial de Revista Factum. Para interactuar con el autor, puedes visitar su red social.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Fútbol