El presidente ausente

Más allá de los insultos habituales, y de la habilidad para gastar…

Siempre con vos

Perdón, de antemano, por la intromisión. Pero. No pude evitar comentar el…