Día 22: Denuncias de negligencia médica en medio de la pandemia

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos respaldó a Dina de Méndez en su denuncia de negligencia médica contra el gobierno tras el fallecimiento de su esposo en el hotel Beverly Hills, de Antiguo Cuscatlán, que sirve como centro de cuarententa. Ayer las cifras del gobierno cerraron con 46 contagios de Covid-19. Cinco más que el miércoles anterior.

Foto FACTUM/Cortesía


Jueves 2 de abril de 2020.

12:00 pm. Dina lloraba mientras contaba cómo a su esposo, Óscar Méndez, se le fue deteriorando su salud por una infección en las vías urinarias que le detectaron dentro de la cuarentena que estuvo guardando en la Villa Olímpica, de Ayutuxtepeque, desde el 13 de marzo pasado. Óscar, de 56 años y trabajador en la industria farmacéutica, venía de una reunión de trabajo en Panamá cuando fue retenido en el aeropuerto y luego llevado al albergue.

En la Villa Olímpica fue diagnosticado con esa infección en las vías urinarias y le recetaron acetaminofén y trimetoprima, relató Dina, y dijo que Óscar, por su conocimiento en farmacéutica, pidió que a sus familiares les permitieran llevarle un antibiótico especial al albergue. Dina asegura que no se lo permitieron. Óscar fue llevado luego al hotel Beverly Hills, que sirve como albergue, el miércoles 25 de marzo y el viernes 27 se le hizo la prueba PCR para detectar si era positivo al coronavirus Covid-19, según Dina. Óscar, aseguró su esposa, nunca recibió la respuesta de la prueba. Dina no volvió a comunicarse con su esposo por teléfono y fue a buscarlo el miércoles 1 de abril al hotel. Entonces le informaron que su esposo había fallecido.

Fue hasta hoy por la tarde que el gobierno, tras la denuncia pública que hizo Dina ante los medios de comunicación y con el respaldo de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), publicó un corto comunicado de prensa en el que informó que Méndez murió por un «paro respiratorio».

El miércoles pasado, pacientes del Hospital Saldaña denunciaron que las autoridades de ese centro estaban mezclando casos de Covid-19 positivos con pacientes en cuarentena y, por el momento, negativos. La denuncia hizo que a los pacientes que estaban en el pabellón de  ginecología del hospital los separaran, aunque persisten las quejas de que a quienes ya se les hicieron las pruebas PCR no les están comunicando los resultados.

1:30 pm. Carolina Recinos, jefa de gabinete del gobierno de Nayib Bukele, no quiso responder en específico a las preguntas que le hizo la prensa salvadoreña sobre las denuncias de los pacientes del Hospital Saldaña, para lo que apenas invitó a seguir únicamente la información que emana del gobierno. Lamentó la muerte de Óscar Méndez, pero tampoco quiso responder sobre la denuncia específica de negligencia médica que hizo su esposa, Dina de Méndez.

Recinos dio una conferencia de prensa este jueves para anunciar que el gobierno ya ha beneficiado a casi medio millón de salvadoreños con el subsidio de los 300 dólares, para lo que ya suma un desembolso por los 143.7 millones de dólares. A la jefa del gabinete de Bukele la acompañaron el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, y el secretario de Innovación, Vladimir Hándal.

Al final de la conferencia, al no dar respuestas claras a las preguntas que hizo la prensa, los funcionarios se retiraron.

8:17 pm. El gobierno actualizó las cifras de contagios del Covid-19 en El Salvador. Este jueves 2 de abril, oficialmente, hay cinco casos positivos más. Según la plataforma gubernamental para informar sobre el desarrollo de la pandemia en el país, entre los cinco casos hay cuatro personas que dieron positivo dentro de los centros de cuarentena y uno más, que se considera local, localizado en Lourdes, Colón, en el departamento de La Libertad.

Este último caso, expresó el presidente Bukele en Twitter, es el más preocupante, pese a que el paciente se encuentra en condición estable. Este paciente positivo es el primero que se detecta con dos características de riesgo: el contagio se dio fuera de centros de cuarentena y es el más cercano, hasta ahora, al área metropolitana de San Salvador, la más poblada del país.  Bukele dijo que se buscarían los nexos epidemiológicos de este paciente.

En general, la cifra de contagios en el país llegó a 46 este jueves.

9:57 am. El presidente Nayib Bukele advirtió por la mañana del jueves que no ha sancionado (aprobado) ningún decreto legislativo que los diputados votaron en la sesión plenaria del miércoles 1 de abril, por lo que no existe vigencia de nada de lo acordado, en referencia al decreto que permite que los salvadoreños varados en el extranjero puedan regresar al país.

Un grupo de 215 personas de las que se encuentran en tránsito interrumpido a El Salvador interpusieron un amparo ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para pedir que se les permita regresar al país bajo las medidas sanitarias que el gobierno salvadoreño tenga a bien.

10:17 am. El presidente publicó, acto seguido, el decreto ejecutivo 14 del Ministerio de Salud, para adecuar las medidas de su gobierno al nuevo decreto legislativo de restricción de derechos que aprobó la Asamblea Legislativa el domingo pasado. En ese decreto el gobierno no incluyó a periodistas entre las personas a las que se les permitirá la libre circulación. Horas después, desde el gobierno se enmendó el error.

No se trató de una reforma al decreto 14, sino que se elaboró un decreto ejecutivo número 15, con dos artículos, para habilitar a los periodistas de poder transitar con libertad en el país para ejercer su oficio. Aunque la redacción del artículo 1 habla de que «se autoriza el funcionamiento de los medios de comunicación», el decreto avala un funcionamiento que nunca ha estado en discusión, porque no se ha restringido hasta ahora el artículo 67 de la Constitución de la República, relativo a la libre expresión y difusión del pensamiento, que encierra en sí la libertad de prensa. Lo que omitió el gobierno en su decreto 14 solo fue incluir el libre tránsito de periodistas, pero no su derecho a ejercer su trabajo ni si los medios tienen permiso o no para funcionar.

5:00 pm. Antes de que terminará la tarde de un día en que se denunció al gobierno por negligencia médica en el Hospital Saldaña y en el hotel Beverly Hills de Antiguo Cuscatlán, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, montó una conferencia de prensa para anunciar que en el Saldaña interceptaron un «paquete» que contenía un «arma hechiza» y «balas» y que esa encomienda iba dirigida a uno de los pacientes del hospital.

Rivas dijo que estaban investigando si el paciente al que iba dirigido el paquete «tenía la enfermedad», pero no detalló de qué le servirá a la investigación policial ese tipo de dato. El fiscal general, Raúl Melara, no se pronunció este jueves por el hallazgo que reportó el ministro Rivas. Ni tampoco la Fiscalía General de la República, de forma institucional, anunció que tomará la dirección de la investigación, facultad que le compete.

El ministro de Seguridad también dijo que hay intenciones políticas de desestabilizar el manejo de la emergencia que está haciendo el gobierno de Bukele, pero ante la prensa que convocó no mostró ninguna evidencia.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.