Pennywise regresa para atormentar nuestra imaginación

El ‘remake’ del segundo capítulo de «It» es una historia de miedo que no quiere ser película de miedo.

El horror fantástico y el miedo de una nación

“Scary stories to tell in dark” parece un ‘slasher film’ sin ‘gore’ y con fantasía. Del Toro y Øvredal presentan un horror diferente.

La carta de amor de Tarantino a los años sesenta

«Érase una vez… en Hollywood» te hace sentir melancolía siendo una comedia. Tarantino ha vuelto a entregarnos una gran película.

«Brightburn» no alcanzó a emular el prestigio de «Watchmen»

«Brightburn» fue un precario intento de película de horror con un trasfondo de superhéroes. Actuaciones malas y un guion predecible hicieron que fallara en el cometido de mantenernos pegados a los asientos del cine.

«La finalidad de Coffunity es que se convierta en la comunidad de café más grande del mundo»

Andrea Pacas y Federico Bolaños son los creadores de Coffunity, una app de prestigio internacional e ideada en El Salvador. Ellos hablan acerca del futuro del consumo del café y de la posibilidad de convertir a la tecnología en una aliada.

La brutalidad espeluznante de «Apostle»

«Apostle» debería de formar parte de cualquier maratón de horror. Seguro que no se sentirán con espíritu navideño tras sentir  la atmósfera, música y el miedo que genera esta película. 

‘The Haunting of Hill House’: drama y pavor en la danza del tiempo

Strangers Things tenía a los años setenta, los niños, escenas de suspenso y un buen universo paranormal. Pero le faltaba un drama exclusivo para adultos. Eso es The Haunting of Hill House.

Geek Restaurant: la guarida salvadoreña del ‘Player 2’

En El Salvador existe un restaurante que contradice la tendencia tecnológica, mientras propone viajar al pasado a través de los videojuegos.

“Cargo”: la catarsis posapocalíptica del ‘survivor horror’

Una película de Netflix llamada «Cargo» es un buen ejemplo de una nueva ola de películas y videojuegos que dan vida al género del “horror apocalíptico”.

‘Deadpool 2’: el escape a la innecesaria corrección política

Ser políticamente correcto en 2018 es cansado. Evitar decir algo que ofenda se ha vuelto un deporte extremo. Y claro, luego está Deadpool, que simplemente es la antítesis de la corrección política.