Tatiana Sánchez: «Quiero que las personas vean las fotos y sientan la vibra que están teniendo los músicos»

1014 Vistas |  1

Tatiana Sánchez tiene 35 años; 13 de estos dedicados a la fotografía. Su principal interés es el archivo documental, sobre todo de conciertos. Tiene estudios en fotografía del Centro Nacional de Artes y de Kodak. Para ella, la fotografía de presentaciones musicales debe lograr transmitir toda la energía del momento en que la imagen fue tomada.

Foto y video FACTUM/Gerson Nájera


¿Cómo iniciaste en la fotografía?

Hace 13 años iba a los shows porque mi tío es músico y la mayoría de mis amigos más cercanos son músicos. Entonces, siempre iba a los conciertos, toques, como le dicen acá. Empecé a llevar una cámara digital y a tomarle fotos. Luego me compraron una de rollo. Empecé a ir a los toques con la de rollo y después a revelar. Así fue como empecé a tomar fotos. 

¿Cuál es el enfoque de tu trabajo?

Es mostrar la escena musical salvadoreña, sobre todo; que las personas vean las fotos y sientan un poco la vibra que están teniendo los músicos. Va sobre todo enfocada en plasmar a los músicos en el momento exacto que ellos están haciendo lo que les gusta. 

¿Tenés algún fotógrafo o fotógrafa de referencia para tu trabajo?

Sí. Tengo una fotógrafa que es mi favorita. Se llama Tania Velasco. Ella es mexicana, ha fotografiado a POD en sus shows, a Anthrax y a casi todas las bandas de gran peso que llegan a México. Ella es la fotógrafa oficial de muchos eventos.

¿Por qué ser fotógrafa en esta época en la que cualquiera con un celular con cámara puede autodenominarse así?

Porque creo que la fotografía es un arte bien profundo. No podés solo tomar una foto y decir que sos fotógrafo. Tenés que conocer la técnica, pulirte, estudiar, aprender las diferentes formas de composición, de cómo algo se ve bonito o cómo no se ve bonito. Creo que es más allá de solo tomar la foto. Es un conjunto de reglas, sentimientos y cosas. 

¿Existe una oferta de trabajo sostenible en El Salvador para este oficio?

Creo que si luchás mucho, perseveras y te rebuscás, sí puede haber un lugar para vos, pero debés ser muy bueno en lo que hacés. 

¿El trabajo de producción fotográfico es individual o grupal?

Eso depende de las fotografía que querés lograr. Por ejemplo, una fotografía de músicos es espontánea. No necesito de otras personas para hacerla. Pero ya la de modelaje o los retratos –que son bien trabajados o creativos– sí necesitás más personas para la producción.

¿Cómo ves el respeto a los créditos de las fotografías en el país?

Por el momento no he tenido mayor problema. Digamos que uno de diez que la suben no mencionan quién la tomó. Es un poco de falta de respeto al trabajo, pero en mi caso no es que se dé muy seguido. 

¿Creés que hay un auge de mujeres fotógrafas con propuestas distintas?

Sí, existe bastante. Tenemos por ejemplo a Paula Rivera, que hace retratos conceptuales; o Lidia Servellón, que yo recibí clases con ella, y que también está haciendo bastante de ese trabajo; o Menly Córtez, que también hace un trabajo periodístico bien fuerte, bien genial, desde mi punto de vista. Creo que hay varias mujeres que están marcando sus estilos.

¿Creés que es necesario que entre mujeres fotógrafas se identifiquen o te parece indiferente ese aspecto?

Sí, aunque es un poco costoso, porque a veces te movés en un ambiente determinado, pero tal vez entre fotógrafas que hacen publicidad, se conocen más entre ellas; entre fotógrafas que hacen shows, sabemos quiénes somos. Sí sería bueno conocernos entre todas, pero tal vez por los diferentes ambientes en que nos movemos es un poco costoso.

En el trabajo que hacés, ¿tiene peso el enfoque de género?

No tienen ningún peso. Quizá tiene más peligro ser mujer y desenvolverse en determinado tipo de ambiente en que estás fotografiando. Por ejemplo, a mí me ha pasado que en un show me han estado empujando y, de repente, me toca empujarlos de nuevo; pero depende del ambiente en que te movás. 

¿Cómo te interesa retratar a otras mujeres en tus fotografías?

Cuando empecé a retratar mujeres fue como salir de mi zona de confort, porque solo retrataba músicos. Eso es lo que a mí más me gusta. Entonces, cuando me tocó retratar mujeres –para una tarea– el maestro pidió que no fuera solo una foto de una mujer bonita, sino que contara una historia. Me marcaron eso. Ahora, cuando retrato mujeres, quiero contar una historia; no solo mostrar una cara bonita, sino lograr que esa fotografía transmita algo. 


Estas son algunas de las fotografías de Tatiana Sánchez:

{"arrow":"true","pagination":"true","speed":"300","autoplay":"true","autoplay_speed":"3000","loop":"true","mode_bx":"horizontal","slide_to_show_bx":"1","max_slide_to_show_bx":"1","slide_to_scroll_bx":"1","slide_margin_bx":"0","slide_width_bx":"0","start_slide_bx":"0","ticker_bx":"false","ticker_hover_bx":"true","height_start_bx":"false","random_start_bx":"false","caption":"false"}

Deja un comentario

Your email address will not be published.