Día 28: El día de las conferencias sui géneris

El Ejecutivo montó dos conferencias de prensa para contar lo bien que maneja la pandemia de Covid-19. A cucharadas, los periodistas lograron sacarle a los funcionarios algunas verdades incómodas: pormenores de la muerte del quinto paciente por el virus o la falta de protocolos reales. Esto ocurrió en un día que empezó con las preocupaciones del sector empresarial por la falta de medidas claras para la recuperación económica del país; y que acabó con el anuncio de diez casos confirmados más de contagiados.

Foto @SecPrensaSV


Miércoles 8 de abril de 2020.

6:30 am. En la entrevista matutina ‘Frente a Frente’ de Telecorporación Salvadoreña (TCS), Jorge Andrés Hasbún, presidente de la Cámara de Comercio e industria de El Salvador, adelantó algunos de los hallazgos de la última encuesta de la gremial, finalizada el 5 de abril. En ella se analiza cómo las empresas están enfrentando la pandemia del Covid2019.

Según Hasbún, solo en su gremial, con una membresía de 90 % de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), se registra 700 mil empleos formales. “Nosotros lo que tenemos es un termómetro nacional con nuestros afiliados”, comentó Hasbún, quien además aseguró que el 99.3 % de ellos está a favor de las medidas sanitarias adoptadas por el Ejecutivo, pero que ahora están preocupados por la salud económica del país.

Para Handal –a pesar del contundente apoyo a las medidas sanitarias– sí existe una gran preocupación por la parte económica, ya que a finales de marzo, el 60 % de las empresas agremiadas reportaron que obtuvieron ingresos del 50 % o menos a los registrados en estas fechas el año pasado. Para el 5 de abril, el porcentaje de empresas en este nivel subió al 85 %. 

“Otro dato preocupante es que casi el 50 % de nuestros agremiados, potencialmente, podría cerrar su negocios”, afirmó Handal, extrapolando. El presidente de la gremial indicó que eso significaba perder 350 mil empleos formales. A la luz de estos datos es que la Cámara junto a otras gremiales empresariales tendrán este jueves 9 de abril una reunión con el ministro de Trabajo, Rolando Castro, para hablar de las afectaciones económicas que están sufriendo las empresas con la pandemia.


9:30 am. En conferencia de prensa, Javier Gómez Argueta, asesor jurídico de Casa Presidencial, aseguró que la propuesta legal de la presidencia mantenía un “equilibrio entre los derechos fundamentales y la obligación del Estado de dar salud ante la pandemia”. Dijo que todas las disposiciones tomadas tenían a su base la Constitución, pero, criticó al FMLN por no apoyar las medidas dictadas por la presidencia. “Los diputados debían tener claro que sin estos mecanismos del Gobierno para enfrentar la pandemia se debilitarían”, apuntó Argueta.

Según el asesor jurídico, no le solicitarían a la Asamblea Legislativa restringir nuevos derechos y garantizarían a la población que, desde el Ejecutivo, “se actuaría respetando los derechos humanos”. Justo por ello los periodistas le preguntaron cuál era el protocolo para la detención de personas que violaran la cuarentena. Como en otras ocasiones, el abogado recordó que no eran detenciones sino retenciones, olvidando así lo dicho por la Sala de lo Constitucional en el Habeas Corpus 148-2020 del 22 de marzo de este año, que dicta que “si no se puede establecer de modo objetivo que una persona puede ser fuente de contagio, retenerla ‘sería una privación de libertad’”.

Para Gómez Argueta reconoció que se seguía reuniendo con el director de la Policía Nacional Civil (PNC) y el ministro de la Defensa Nacional para discutir el protocolo. No informó que ya lo tuvieran definido, pero sí aseguró que el mismo consiste en que la policía, al retener a una persona y solicitarle la explicación de por qué estuviera en la calle, si no encuentra justificación, entonces “sin duda alguna (la persona) es una fuente de contagio”, y por ello es llevado a un lugar donde en un lapso máximo de entre cuatro y cinco horas, personeros del Ministerio de Salud evaluarán sí amerita retención o ser enviada a un centro de contención. Aquí, el asesor jurídico de la presidencia obvió que la Sala de los Constitucional determinó que una retención “solo implica la permanencia por un tiempo breve de la persona en el lugar en que fue abordada por la policía”.

Según Gómez Argueta, “la protección del derecho a la salud y a la vida, no significa mermar otros derechos fundamentales de las personas”, pero matizó al asegurar que “sin duda alguna, toda persona que se resista a las medidas tendrá que ser sometida mediante medidas coercitivas”.

Sobre ello ya se había pronunciado la Procuraduría para la de Defensa de los Derechos Humanos (PDDH):

Y también la no gubernamental Acción Ciudadana:


12:00 pm. El Colegio Médico de El Salvador hizo público que Fredy Alexis Majano Barahona, un médico cirujano jubilado de 69 años, era la quinta víctima mortal por coronavirus en el país.

Según la gremial, el médico estaba en un centro de contención tras su ingreso al país, procedente de Canadá. Luego fue internado en el hospital nacional “José Antonio Saldaña”, donde falleció después de estar varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con ventilación mecánica. El deceso ocurrió el martes pasado a las 3:00 de la tarde, según explicó Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico.


4:30 pm. Cuatro horas después arrancó una conferencia de prensa sui géneris del gabinete de salud (ampliado), un encuentro con la prensa montado para, en palabras de Carolina Recinos, Comisionada Presidencial para Operaciones y Gabinete de Gobierno, “dar a conocer algunas de las medidas que ha realizado el gobierno durante la crisis sanitaria». Aprovecharon, además, para felicitar a médicos y enfermeras por su labor en la pandemia de Coronavirus 2019.

Recinos se fue directo a los logros: 800 mil familias recibieron el apoyo económico de $300.00 dólares, lo que significa que el Estado salvadoreño ha erogado 240 millones de dólares a la fecha. Además, 186 mil reclamos estudiados demostraron ser aptos de recibir el apoyo, por lo que se darían otros $55.8 millones de dólares más. En su única intervención en la conferencia, Vladimir Handal, secretario de innovación de la presidencia, dijo que en estos 186 mil casos se estaría dando el dinero a los beneficiarios entre el viernes y el domingo próximo.

Además, el ministro de Salud Pública, Francisco Alabí, debió reconocer la muerte del   médico cirujano jubilado Fredy Alexis Majano Barahona. No obstante, intentó informar con un tono optimista: “Este día tenemos logros. Este día dimos el alta a 275 salvadoreños de diferentes albergues”, afirmó.

Un puesto de por medio, al lado de Recinos, Carlos Alvarenga, Viceministro de Gestión y Desarrollo en Salud, solo sonrió. Y fue lo único que haría en toda la conferencia de prensa. Alvarenga no dijo ni una palabra.

Pero los periodistas querían saber del caso de Majano Barahona y si una enfermera del hospital Amatepec resultó contagiada del virus, como circulaba en redes sociales. Sobre lo primero reconoció que era cierto, que el doctor ingresó al país el 14 de marzo, fue llevado a un albergue, y ya. ¿Se infectó en el albergue o ya venía infectado? No lo dijo. ¿Qué albergue? Ni una palabra de ello.

Del segundo caso fue más escueto y apeló a la privacidad de la enfermera y su familia. No quiso ahondar en el caso. ¿Estaba contagiada? Ni lo negó ni lo aceptó. Explicó que hay estigmatización a las enfermeras que, incluso, recordando un caso que puso de ejemplo el presidente Nayib Bukele en la cadena nacional del pasado día lunes, «han tenido problemas para utilizar el servicio de transporte público».

¿De las medidas legales? Ni una palabra.


9:34 pm. El presidente Bukele publicó un tuit en el que defendió las medidas adoptadas, ignorando todo lo dispuesto por la Sala de los Constitucional o lo que dijo su asesor jurídico en la mañana. Bukele aseguró que toda persona que violara la cuarentena sería retenida por las autoridades y el Ministerio de Salud ordenaría su ingreso en un Centro de Cuarentena por ser “un potencial foco de infección”. 

Sobre la evaluación médica de la que habló Gómez Argueta no se pronunció. Bukele, más bien, afirmó que todo infractor de la cuarentena pasaría 30 días o más en los centros de cuarentena, ya que estas personas no serían “prioridad” de los exámenes de Covid-19. “Así que su salida del Centro de Contención pudiera tardar incluso más de 30 días”, escribió en un hilo del tuit principal.

De esta forma, Bukele cerró el día sin recordar que la restricción de la libertad física de las personas por medio de un internamiento forzoso con fines sanitarios no está comprendida en la Ley de restricción temporal de derechos constitucionales concretos para atender la pandemia de Covid-19, como ya lo había hecho notar la resolución de la Sala de lo Constitucional del Habeas Corpus 148-2020 del 22 de marzo de este año.


11:05 pm. El Ministerio de Salud confirmó esta noche diez casos más de Covid-19, con lo cual el conteo oficial de contagios positivos llega a 103. De los nuevos casos, el gobierno informa que seis corresponden a personas del sexo masculino y cuatro al sexo femenino. El informe explica que, de los nuevos casos, un total de nueve se encuentra en condición estable y solamente uno está en condición crítica.

Habiendo pasado ya 28 días desde que el presidente de la república ordenara la primera cuarentena a nivel nacional, según las cuentas que hace el Ministerio de Salud, un total de 93 casos actuales se reportan en calidad de «importados». Es decir, casos que se han controlado, presuntamente, bajo la vigilancia y el control del gobierno. Y solamente diez son casos «locales».

Desde el día martes 17 de marzo, el aeropuerto Internacional “Monseñor Oscar Arnulfo Romero” cerró sus operaciones de transporte de personas. Han pasado 22 días desde entonces y, según lo que informa el gobierno, 9 de 10 casos reportados como positivos solo en este día miércoles corresponde a personas que provenían de otros países. De acuerdo a lo reportado, siguen siendo los viajeros los que más han sufrido contagios de coronavirus, mientras yacen bajo restricción en territorio nacional. Aunque todavía no existen estudios definitivos, la Organización Mundial de la Salud ha informado que la mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación del Covid-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a los cinco días.

Finalmente, el miércoles 8 de abril de 2020 no registró ningún fallecido por contagio de Covid-19 en El Salvador, de acuerdo al reporte oficial.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.