«The great hack»: el producto eres tú

1071 Vistas |  2

«The great hack» es uno de los estrenos de Netflix para cerrar este mes. El documental reconstruye durante casi dos horas los eventos alrededor de Cambridge Analytica, la empresa de recolección de datos que influyó de manera crucial en las elecciones presidenciales que ganó Donald Trump, en Estados Unidos. De manera concisa explica los mecanismos a través de los cuales la información recolectada en internet es empleada para manipular la voluntad popular a favor del mejor postor. Enfatiza además la urgencia de reconocer los derechos humanos de la era digital, como aquellos que protegen la información en un sistema donde el usuario y su información son la nueva mercancía.


Uno de los últimos documentales en Netflix es «The great hack», que desenreda la historia de Cambridge Analytica, empresa de recolección de datos conocida por influir de manera decisiva en el triunfo del Brexit en Reino Unido y el de Donald Trump en Estados Unidos.

El documental sigue a periodistas, investigadores y empleados de la compañía para reconstruir su funcionamiento y el juicio sin precedentes que enfrentó por usar dichos datos que son, hoy por hoy, la mercancía más valiosa para cualquier compañía de tecnología.

Los datos no sólo permiten predecir sino también manipular el comportamiento de las personas, o en este caso, sus votos por causas o candidatos políticos. De este proceso, el documental hace un análisis detallado y fácil de seguir.

También se toca –aunque de forma breve– la responsabilidad de plataformas como Facebook, que permiten a compañías extraer, explotar y manipulan información para los intereses de quien pague mejor.

Cambridge Analítica es el villano de la historia, pero «The great hack» es una clave inicial para entender el sistema económico que domina la era digital, donde las personas son el producto literal con el que se trafica, donde la información es la materia prima. Todo esto lo hace de forma puntual e interesante, explorando las motivaciones de los implicados.

Además de explicar con un ejemplo perfecto cómo la propaganda del futuro no es más que la manipulación a partir de información vulnerable, «The great hack» se anota una victoria al transmitir lo urgente que es tomar conciencia de los derechos humanos en una era digital: el derecho a la privacidad, al control de los datos propios y protecciones apropiadas contra intereses que se valgan de ellos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.