«The Boys»: ni tan súper, ni tan héroes

1009 Vistas |  1

Amazon Prime Video se mide en las grandes ligas del entretenimiento con «The Boys», serie adaptada de los cómics creados por Garth Ennis y Darick Robertson. La historia promete: un grupo dispar de renegados que lucha por revelar los secretos más sucios de Los Siete, superhéroes que viven como celebridades en un sistema que oculta y perdona sus crímenes. De manera cruda y con humor negro, «The Boys» se pregunta de qué es capaz un ser humano cuando tiene el poder, literalmente. La respuesta es deprimente: hará tanto como su egoísmo le indique. La serie, sin embargo, es excelente y atrevida.


Amazon Prime Video presenta una nueva serie como una carta fuerte para este año. Se trata de «The Boys», basada en el cómic del mismo nombre. En la serie, la novia de Hughie Campbel, Robin, es asesinada accidentalmente por A-Train, un miembro de “The Seven”, un grupo de humanos con poderes sobrenaturales, celebridades justicieras que esconden secretos oscuros. Billy Butcher recluta a Hughie para buscar, junto a un grupo dispar de renegados, justicia para Robin y revelar a “The Seven” por lo que realmente son: criminales protegidos por su estatus.

A diferencia de producciones –como “Watchmen”–, que propone la idea de héroes luchando por entender las complejidades morales de hacer el bien, la figura del héroe en “The Boys” es un humano más que, dado el privilegio, puede ser tan buena o mala persona como lo sería cualquiera con el poder o el egoísmo necesario.

Los creadores originales –Garth Ennis y Darick Robertson– imaginaron a los superhéroes como celebridades intocables, que rara vez deben pagar por sus errores. La serie sigue este espíritu, brindando una mirada cínica y desenfadada hacia estos influencers fantásticos y al sistema que los vuelve técnicamente dioses. 

“The Boys”, sin embargo, hace énfasis en cómo estos súper humanos son, a la vez, víctimas de un sistema que entiende todo, incluido el heroísmo, como un producto. La justicia es algo relativo, de la que goza el mejor postor. Cada héroe está un poco roto por dentro, con las mismas ambiciones, vicios y secretos que cualquiera. 

El estilo de cámara es dinámico y la exactitud con la que captura los temas, atuendos y discursos asociados a los héroes transforman la experiencia en una parodia fina a todo el género. 

Así, Amazon se sube al tren de superhéroes con un toque disruptivo, original y emocionante. “The Boys” deja un sabor satisfactorio, pero también invita a pensar sobre la delgada línea que separa a la persona buena del criminal y cómo, con una probada de poder, este límite puede desaparecer.

Deja un comentario

Your email address will not be published.