«Euphoria»: una generación con miedo a sentir

202 Vistas |  2

HBO le apuesta a las audiencias jóvenes con «Euphoria», basada en la serie israelí del mismo nombre. La versión americana sigue a un grupo de adolescentes que buscan su camino y enfrentan sus problemas entre sexo, drogas y conflictos emocionales. Aunque presenta la realidad de la Generación Z de una manera amplificada, «Euphoria» se siente actual y propone conversaciones honestas sobre diversidad, afecciones mentales y traumas. Su producción, actuaciones y banda sonora crean un universo emotivo donde nada está afuera de los límites.


Una de las series más recientes de HBO es «Euphoria», que está basada en el show israelí del mismo nombre. Trata sobre un grupo de adolescentes marcados por el trauma de un asesinato, pero la versión estadounidense no repite la historia original. En su lugar, gira alrededor de Rue, una adolescente de 17 años recién salida de rehabilitación, quien debe batallar con su adicción frente a la vida. A través de ella conocemos al resto de adolescentes, cada uno con realidades complicadas.

Todo esto hace sonar a la serie un tanto superficial, como si abusara del escándalo para atraer audiencia. Pero, si bien esta versión tiene algo de shock, no es nada superficial.

Crea personajes complejos basados en estereotipos desde una mirada más compasiva, mostrando cómo cada uno es perseguido por sus traumas.

Todo lo que podría entenderse como desenfreno o inmoral no es más que la manera de lidiar con estos fantasmas.

La serie propone una mirada a la realidad de la Generación Z, nacida en un contexto híper conectado, más desprejuiciada y con mayor libertad, en muchos sentidos. No es tímida para hablar de pornografía, sexo casual, drogas o violencia. Toca también la diversidad de una forma natural. Y aunque a veces puede representarlos de forma exagerada, sus tópicos se sienten actuales, frescos, conectados a este tiempo.

«Euphoria» también pone sobre la mesa padecimientos mentales como la adicción, depresión o trastorno bipolar, de una manera cercana y empática. Retrata la recuperación como un proceso con altos y bajos, con profundas raíces emocionales. Es creativa para introducir a la audiencia a todas estas emociones con una fotografía poética, una banda sonora muy bien curada y actuaciones formidables, especialmente de Zendaya, quien interpreta a Rue.

El eslogan en español para la serie es «atrévete a sentir». Y sí, suena a frase gastada, pero es precisamente el camino que los protagonistas recorren: navegar la vida sin máscaras, sin consuelos temporales y abrazar sus emociones, por más arriesgado y doloroso que eso sea.

Deja un comentario

Your email address will not be published.