2239 Vistas |  1

«Avengers: Endgame» y el final del viaje

Si por casualidad has vivido debajo de una piedra o simplemente recién te  interesás por la saga de películas del Universo de Marvel Comics, tenés dos opciones para comprenderlo todo: podés verlas en orden de publicación (que van desordenadas en cuanto a la historia) o podés verlas en orden cronológico, que podría ser la forma más recomendada para el fan primerizo. Por eso, en Factum te presentamos la sinopsis y los pósters oficiales de cada película hasta llegar a «Avengers: Endgame», que es la que se acaba de estrenar en las salas de cine a nivel nacional. Ordenamos las piezas así, pues creemos que es la mejor manera para entender la historia.

{"arrow":"true","pagination":"true","speed":"300","autoplay":"false","autoplay_speed":"3000","loop":"true","mode_bx":"horizontal","slide_to_show_bx":"1","max_slide_to_show_bx":"1","slide_to_scroll_bx":"1","slide_margin_bx":"0","slide_width_bx":"0","start_slide_bx":"0","ticker_bx":"false","ticker_hover_bx":"true","height_start_bx":"false","random_start_bx":"false","caption":"true"}

Han sido once años los que hemos pasado construyendo –película a película– uno de los universos cinematográficos más extensos de la historia del cine: un total de 22 cintas relacionadas que no solo comparten personajes, sino también líneas temporales, eventos e historias. «The Avengers» y, en general, el Universo Cinematográfico de Marvel, han redefinido el género de superhéroes y al cine moderno. Han creado un fenómeno quizá nunca antes visto que nos deja como muestra el éxito de las salas llenas y funciones agotadas. Ha sido un viaje fantástico, pero que al igual como ocurre con toda buena historia, debe llegar a su fin.

Remontémonos al año 2008, cuando tuvimos el estreno de «Iron-Man», una película protagonizada por un opaco Robert Downey Jr, vilipendiado por la crítica de entonces y casi vetado por Hollywood debido a sus problemas con las drogas y la ley. Es en aquel momento cuando se comienza a formar un universo más extenso y que reside fuera de los límites de la película en sí misma. Fue cuando vimos los primeros guiños de lo que se vendría, pero que pocos –o nadie– imaginaba. No sabíamos que nos esperaba la grandeza de todo lo que hemos presenciado a lo largo de estos once años.

Comenzó luego el desfile de personajes: Hulk, Thor, Capitán América, Black Widow y Hawkeye, quienes junto a Tony Stark conforman a los “seis originales”, personajes que interactúan en un mismo mundo e historia y cuyos eventos decantaría en lo inevitable, la conformación del equipo más poderoso de superhéroes:  “Los Vengadores”.

El cine de superhéroes ya existía. Christopher Reeve ya había personificado a Superman en 1978, lo que solidifica al género en sí. Pero también Michael Keaton ya había sido Batman. Incluso Spider-Man, de la mano de Tobey Maguire y Sam Raimi, habían sido parte –para bien y para mal– de un género que nunca había sido tomado tan en serio.

Entonces, ¿cuál fue el impacto? Primero, nunca habíamos visto tantos superhéroes juntos en la pantalla; segundo, el plan seteado por Marvel Studios era el más ambicioso jamás visto en el género, un universo completo con la mayoría de los personajes más populares de Marvel Comics aparecen y pelean codo a codo.

Al final, después del recorrido de 22 películas, la Casa de las Ideas ve completado el camino y, sin querer, ofrece «el fin de una era».

Cualquiera diría que tal cantidad de películas  resultaría cansina. ¿Cómo mantener la atención y la expectativa del público durante tanto tiempo? ¿Cuál fue el secreto? Podríamos identificar dos grandes elementos: en primer lugar, la diversidad de géneros explotados. Sí, son películas donde el bien lucha contra el mal, donde un personaje descubre su fuerza interior y decide hacer lo correcto. Pero esto era sazonado con otros subgéneros que impregnaban a las cintas de un espíritu propio. Fue así como encontramos un catálogo amplio que explora al cine de aventuras, ciencia ficción, comedias e incluso drama.

Por otro lado, el segundo aspecto que le dio su identidad y clave de su éxito al Universo de Marvel Comics en la pantalla gigante fue el de las escenas postcréditos, un recurso que no fue inventado por ellos, pero que fue utilizado inteligentemente por Marvel Studios. Es aquí donde recién terminada una película se establecía la expectativa para la siguiente. Podríamos decir que estas películas perfeccionaron la técnica.

«Avengers: Endgame» presenta un final emotivo. No podía ser de otra forma. Veremos, por fin, la culminación de una historia formada en múltiples partes, un relato que comenzó hace más de diez años. ¿Qué pasará entonces con el cine de superhéroes? Es difícil saberlo, sin embargo, dado que ahora Disney (o sea Marvel Studios) ha recuperado los derechos cinematográficos de personajes como los X-Men y los emblemáticos 4 Fantásticos, pareciera que esto no acaba. Al contrario… continuará. La cantidad de historias parecen infinitas, así que no: este no es el final del viaje.

La experiencia local

Es notorio que los fans en El Salvador están viviéndolo con intensidad. Está el caso, por ejemplo, de Ivan Mayer, un reconocido cinéfilo y amante de los Cómics, quien además es el fundador de la «Cómic Con El Salvador», uno de los eventos friki más importantes del país. Para Iván, el impacto que las películas de «Avengers» ha tenido en el cine en general es increíble, ya que personajes que eran exclusivos de las páginas de los cómics ahora son parte de la cultura popular. Consultado por Factum, Iván opinó lo siguiente:

«Gracias a estas películas ha nacido ‘la chica geek’ –es decir, hay una mayor participación de mujeres como fans del mundo de los superhéroes–. Los niños ya no preguntan cuál será la próxima película de Disney, sino cuál será la próxima película de «Los Vengadores»; sin mencionar cómo cambió la forma que vemos el cine, dejando de ser películas inconexas para convertirse más bien en historias contadas por capítulos, como lo hacíamos cuando mirábamos televisión».

Otro aspecto que Mayer identifica es que vemos estas películas en una época donde los superhéroes pueden hacer lo que vimos en las páginas de los cómics. “Esto corresponde a una estrategia que culminó en «Avengers: Endgame», qué es lo que hemos visto en los últimos diez años, pasando por la tecnología de los efectos especiales, además de encontrar el casting idóneo”.

¿Y después? La opinión de Mayer sobre lo que se viene para Marvel Studios y Disney (su propietaria) es “jugar más con los otros juguetes que le quedan».

«Aún queda mucho material. Estoy seguro de que en los siguientes diez años veremos a los X-Men y a los Cuatro Fantásticos –franquicias recién recuperadas de Fox– luchando contra Galactus, así como vemos ahorita a Los Vengadores luchar contra Thanos»

Según el experto, el género apenas comienza y aún tiene oxígeno suficiente para entregar muchas historias más, ya que el material de los cómics representa una fuente casi inagotable de historias. Por ende, una fuente muy extensa de potenciales películas.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Comics