Precariedades y perversidades

Creo que la voluntad individual no es garantía para salir adelante, ni mucho menos para eliminar esa precariedad. Es cuando me parecen perversas esas afirmaciones de “hay que verlo del lado positivo, por lo menos tenés trabajo”; “el poder está en cada uno de nosotros”; “el cambio está en vos”.