¿Quién pierde si El Salvador se convierte en un país de asilo?

El Salvador no tiene capacidad ni recursos para procesar de forma oportuna solicitudes de asilo. Recibir a refugiados es una gran responsabilidad que implica suplir necesidades y cumplir derechos que ni siquiera están cubiertos para los salvadoreños.

Trabajar por los que se quedan y abogar por los que se van

Recordé que hace un par de semanas, el esposo de una salvadoreña detenida en Texas me llamó alarmado diciéndome que su esposa le pedía, entre llanto, que la sacara de detención. Ella clamaba que “ya no soportaba lo que allí le estaban haciendo”.