2872 Vistas |  1

«Es muy difícil que un atleta triunfe sin ayuda de su gobierno»

Natalie Coughlin es una de las nadadoras y atletas olímpicas más exitosas en la historia de los Juegos Olímpicos. Doce veces, en tres Juegos Olímpicos diferentes, ha nadado lo suficientemente rápido para subirse a un podio olímpico a reclamar una medalla. Tres de esas doce la medalla ha sido de oro. La mujer a quien The New Yorker comparó con Michael Phelps por su éxito y sus habilidades en el agua, habla en exclusiva con Revista Factum.

¿Ha oído algo de El Salvador?

Sí, mi hermana fue porque su novio tiene familia ahí, y me dijo que lo disfrutó mucho.

El Salvador es uno de los países más violentos de América, pero aun así se invierte poco dinero en deportes. ¿Qué rol cree que juega el deporte en la construcción de una mejor sociedad?

Creo que el deporte es una parte muy importante del desarrollo de una sociedad, especialmente para la juventud. Hay muchas historias de gente que ha utilizado el deporte para salir de situaciones y lugares difíciles. El deporte le da a la gente motivación para trabajar hacia algo, una meta, algo.

¿Cree que es posible que un atleta llegue hasta donde usted está sin la ayuda adecuada de su gobierno?

Creo que es posible, pero es muy difícil. Yo empecé a recibir un estipendio para prácticas y equipo cuando califiqué al equipo nacional cuando tenía 15 años, pero no antes de eso. De hecho, los nadadores estadounidenses recibimos menos ayuda que los nadadores de muchos países europeos y algunos asiáticos, pero igual somos extremadamente competitivos. Creo que en mi caso, hubiera sido posible llegar hasta donde estoy, pero hubiera sido más difícil. La asistencia económica fue importante.

Como una nadadora elite tiene que practicar varias horas todos los días y sacrificarse, ¿qué la motiva?

Sé lo afortunada que soy de poderme llamar una atleta profesional. Nadar es mi trabajo, y no mucha gente puede decir eso. Eso me motiva ahora, porque sé lo afortunada que soy, pero cuando estaba más joven mi mayor motivación era conseguir una beca universitaria por medio de la natación. Quería poder pagar la universidad, y luego ganar medallas.

Cuénteme una historia que la haya cambiado como atleta o como persona

En 2008, cuando recibí mi medalla de oro en Beijin fue un momento que marcó toda la determinación y concentración invertida en el proceso. Mi competición era muy buena, de hecho mi record mundial se había quebrado la noche anterior. A veces es difícil ser la persona que todos quieren que seas. Logré mantenerme concentrada en mi objetivo y lo logre.

Héctor H. Silva es estudiante de Comunicaciones en la Universidad   de Massachusetts.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.