«Tenemos suficiente seguridad de que la beatificación ocurrirá este año»

* Ilustración de Calacín.
La primera noticia llegó a través de las redes sociales.  Desde la cuenta @soyurquilla, el salvadoreño José Francisco Urquilla escribió el 8 de enero un tuit en el que anexó un vínculo al portal italiano Avvenire.it. El titular de esa nota decía: «Reconocimiento al martirio de Romero«.
En la entradilla de su nota, el periódico explicaba:
«El arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero fue asesinado ‘por odio a la fe’. Los miembros del Congreso de los teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos dieron su voto positivo unánime sobre el martirio sufrido por el Arzobispo de San Salvador 24 de marzo 1980. Se trata de un paso decisivo para el obispo latinoamericano asesinado mientras celebraba la Eucaristía y que ya la gente aclama como un santo. Ahora, de acuerdo con la práctica canónica, para la beatificación lo que queda es el juicio del Congreso de los obispos y cardenales, y finalmente la aprobación del Papa.»
La mañana siguiente, del 9 de enero, el periódico La Reppublica confirmaba la noticia. La prensa salvadoreña e internacional también retomó la noticia.
Revista Factum contactó vía correo electrónico a Manuel Roberto López, embajador salvadoreño ante la Santa Sede en El Vaticano, para preguntarle sobre el alcance de la decisión tomada por la Iglesia Católica.
MonsRoma

Foto de la escultura de Monseñor Romero que será colocada en la capital italiana por gestiones de la Embajada de El Salvador en Italia y la Fundación Monseñor Óscar Arnulfo Romero con el apoyo de la Comuna de Roma. Foto cortesía de la embajadora Aída Luz Santos de Escobar. Escultura del artista salvadoreño Guillermo Perdomo.

¿Qué tan importante es el anuncio que hizo recientemente el Vaticano sobre la aceptación del martirio de Monseñor Romero de cara a su beatificación?

Es una noticia de suma importancia porque confirma la tesis del postulador de la causa, Monseñor Vicenzo Paglia, de que Monseñor Romero fue asesinado por odio a la fe, lo cual acorta significativamente los pasos que restan para su beatificación.

¿Puede usted hacer algún adelanto de para cuándo podríamos prever que la Santa Sede haga un anuncio sobre la beatificación?

Aún faltan dos pasos para la culminación del proceso. Primero, la aprobación del dictamen de los teólogos por parte de una reunión solemne de cardenales  y obispos, quienes emiten su opinión al Santo Padre. Y dos, la revisión de la recomendación por parte del Santo Padre, quien de estar de acuerdo da la orden para la emisión del decreto de beatificación, estableciendo día, lugar y hora de la ceremonia. En vista de esto no es posible prever con exactitud la fecha de la beatificación; sin embargo, tenemos la suficiente seguridad de que esto se dará durante el presente año.

Tras el anuncio de la aceptación del martiro parece haber surgido en El Salvador una confusión respecto al tema de los milagros. ¿Qué es lo que hace falta en ese tema?

Para proceder a la beatificación por la vía del martirio no se requiere la comprobación de milagros. Para la canonización si se necesita de la comprobación de al menos uno.

Explíqueme las gestiones diplomáticas hechas por la representación salvadoreña ante la Santa Sede respecto a este proceso. 

Siendo el primer embajador de El Salvador residente ante la Santa Sede, desde mi llegada en 2010 he sostenido continuamente reuniones de trabajo con el postulador de la causa, Moseñor Paglia; además, he sostenido reuniones para tratar sobre el tema con diferentes niveles jerárquicos de la curia vaticana, partiendo de la comunicación con los papas Benedicto XVI y luego con Francisco, hasta las gestiones realizadas con los prefectos de las congregaciones para la doctrina de la fe, cardenal Gerhard Muller, y de la causa de los santos, cardenal Angelo Amato. Además, hemos aprovechado las visitas a la Santa Sede de altos funcionarios del gobierno para incidir en las agendas con el Papa y con la Secretaría de Estado del Vaticano

¿Qué tan importante ha sido para este proceso el empuje que le ha dado el Papa Francisco al tema de Monseñor Romero?

A pesar de que quien prácticamente desbloqueó el proceso fue el papa Emérito Benedicto XVI, en el mes de diciembre de 2012, indudablemente la llegada del primer papa latinoamericano, amplio conocedor de las realidades de nuestra iglesia y de las luchas de nuestros pueblos, ha sido un factor tremendamente decisivo para acelerar el proceso.

Monseñor Romero es, sin duda, un tema de permanente interés en El Salvador, ¿qué tan importante es en Roma y en el Vaticano?

La figura de Monseñor Romero no se limita a generar interés solo en Roma y la Santa Sede, sino que tiene una proyección mundial.

 

Vea en el siguiente enlace una selección de fotos de Francisco Campos sobre los monumentos en El Salvador que honran la figura de Monseñor Romero 

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.