Facebook y la doble moral de sus filtros

El viernes 13 es considerado como un día lleno de terror y propicio para cosas malas. Por eso, para los supersticiosos, no fue una sorpresa que ocurriera una masacre donde más de 130 personas fueron asesinadas en distintos ataques a «la ciudad del amor», París.

A partir de esto, muchos países se solidarizaron con la nación francesa. Pero no solamente los gobiernos de distintas naciones. Facebook, la plataforma virtual con más seguidores en el mundo, decidió crear un filtro opcional donde permite a sus usuarios agregar a la imagen personal los colores de la bandera francesa.

La opción generó que muchos de sus usuarios decidieran usar esta posibilidad y modificar su perfil, como un acto de solidaridad. Pero, ¿porqué crear un filtro solo con la bandera de esta nación? ¿Será acaso que los bombardeos a Siria, Libia, Beirut y otros países que han sufrido ataques terroristas no son igualmente indignantes? Y qué decir de los civiles que mueren a manos de la delincuencia en países como el nuestro, El Salvador, donde más de 600 homicidios se registran solo en un mes (según datos de Medicina Legal). ¿Acaso no merecen atención? ¿Acaso esta realidad tan lamentable no merece también el gesto de las oraciones y crear mecanismos de solidarización?

Claro. Es lamentable que hechos así ocurran en el mundo. Y es triste saber que, hoy en día, a plataformas como Facebook solo les interese las interacciones de sus usuarios, dándole más importancia a ataques homicidas realizados en países europeos y no a otras naciones que también sufren la violencia a diario. Y qué decir de las personas (muy características de nuestra nación) que piensan que con poner una bandera tricolor pueden, en verdad, detener ataques terroristas como estos. O peor aún, personas que ni siquiera conocen a que país pertenece esta bandera y que se atrevieron a poner su foto de perfil con dicho filtro, solo por moda, al grado de llegar a decir:  «apoyamos a Colombia» o «estamos contigo Italia».

Sin duda, esta red social —que constantemente monitorea nuestras publicaciones e interacciones— crea mecanismos como este para ver la capacidad de respuesta de los usuarios, ya que ahora se ha convertido en una nueva forma de manipulación que ocurre de manera silenciosa y que lleva a los usuarios a hacer lo que ellos quieren.

Lo cierto es que ningún filtro en internet detendrá las guerras, ni con una publicación en Facebook (en señal de apoyo) les regresaran los familiares a muchas personas que hoy lloran la muerte de sus seres queridos. Debemos tener una plena conciencia de los atentados que suceden a diario. Es, sin duda, una tremenda pérdida de civiles, de personas que estaban en un lugar equivocado y que no merecían morir. Y ya sea igual en Francia, en Italia, en Beirut, en Siria u otro país como el nuestro: la muerte de civiles debe parar.

Twitter de Susi Galdámez Meléndez: @SuziGaMez

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.