«Bush»: Snoop Dogg regresa al funk

Calvin Cordozar Broadus, Jr. regresó este 2015 a su seudónimo (álter ego) más famoso: Snoop Dogg. Luego de pasar personajes poco memorables como Snoop Lion (2012-13) y Snoopzilla (2013), regresó con un nuevo disco que lleva por nombre “Bush”.

En 1993, Snoop Dogg (Snoop Doggy Dogg, en aquel momento) sorprendió a la industria musical con su primer y legendario álbum: “Doggystyle”. En ese entonces, el rapero recién recuperaba su libertad, luego de ser absuelto de una acusación por homicidio. Tras la publicación de este trabajo se convertiría en uno de los referentes del G-funk (iniciado un año antes por Dr. Dre, en su álbum debut, “The Chronic”).

Snoop Doggystyle

«Doggystyle» es el álbum debut de Snoop Dogg. Fue lanzado 23 de noviembre 1993.

Han pasado 22 años desde ese momento. Snoop Dogg es un icono innegable del hip hop. También es un artista atravesado por muchas vivencias e influencias. El funk ha sido uno de los aliados intermitentes durante su carrera. En “Bush” regresa a este género, pero él ya no es un pandillero, es un músico de 44 años. Y quizá por eso la portada de esta producción parezca una modificación de aquella del “Doggystyle”.

"Bush" es lo más reciente que Snoop Dogg ha producido.

«Bush» es lo más reciente que Snoop Dogg ha producido.

Snoop Dogg dejó claro su interés de volver al funk en su producción anterior, con Dâm-Funk: “7 Days of Funk”. Dos años después afinó puntería y, ayudado por la mano mágica de Pharrell Williams en la producción, disparó un disco bastante coherente y de fácil digestión.

No, no hay novedad en este álbum. Al contrario, es un tributo al funk, al disco-funk y al R&B de los 70. Tampoco hay rimas inolvidables. Es una producción para pasarla bien, para armar fiesta, para divertirse sin gastar muchas neuronas. Y ese precisamente es su mérito. Porque actualmente todos los músicos comerciales quieren parecer muy sesudos, muy conceptuales, muy comprometidos con un «algo».

Antes de su publicación fueron liberados tres sencillos que dieron un buen augurio sobre lo que se venía. El primero, «Peaches N Cream», publicado en marzo, contaba con la colaboración del reconocido cantante de R&B, Charlie Wilson. La versión del video dura 4:20. Y para un amante del cannabis, como Snoop Dogg, este cuatro-veinte no debe ser casual.

En abril conocimos el segundo adelanto de esta producción: “So Many Pros”. El sencillo cuenta con un video fantástico. Como curiosidad para los amantes de la serie The Wire, en el segundo 55 hay una “Snoop’s connection”.

Previo al lanzamiento del disco, en mayo, fue publicado el tercer sencillo: “California Roll”. Esta canción cuenta con la participación vocal de Pharrell Williams y del gran Stevie Wonder. Este último también está a cargo de la armónica. El video sigue con el rollo futurista de «Peaches N Cream».

En el álbum, “California Roll” es la encargada de iniciar el viaje. Se trata de un disco que parece ser una canción extendida. No por aburrida, sino por la conexión rítmica entre los 10 temas que lo componen, que en ningún momento vuelve cansada la experiencia del escucha.

Además de Charlie Wilson, Pharrell Williams y Stevie Wonder, “Bush” cuenta con otros invitados: T.I., Gwen Stefani, Kendrick Lamar y Rick Ross.

Gerson Vichez es un comunicador y consumidor de muchas series de televisión. Conduce y produce el programa radiofónico El Espacio y escribe reseñas musicales para Factum. Encuéntralo en Twitter.

Gerson Vichez es un comunicador que conduce y produce el programa radiofónico El Espacio. Además escribe reseñas musicales para Factum. Encuéntralo en Twitter.

Si este disco se ve como una buena fiesta que logra mantener el ritmo, Gwen Stefani aparecería para ese momento previo al fin, donde algunas veces todo explota, en el tema “Run Away”. Posterior a este estallido de alegría, Snoop Dogg —acompañado Kendrick Lamar y Rick Ross— se marchará de la parranda elegantemente (al menos en ritmo) cantando: “Baby, I come running/Cause I’m your dog”, en la última pista del álbum: “I’m Ya Dogg».

En “Bush”, Snoop Dogg regresó a una de las zonas donde mejor se mueve, el funk. Esperemos que continúe ahí por un buen tiempo.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.