«El grafiti me sacó de las cosas malas que estaba aprendiendo»

776 Vistas |  1

Óscar es un joven que pertenece a un movimiento urbano de Ciudad Delgado, en San Salvador. Realiza grafitis y es representante de esa técnica en colectivo. En esta entrevista habla de cómo evolucionó en ese arte, y cuenta cómo el grafiti lo salvó. «La frustración hace que uno abandone ciertas cosas, pero la frustración también es un impulso», dice Óscar, quien sueña con terminar su carrera de ingeniería en México.


Cada semana, la cineasta Marcela Zamora trae una de estas historias en sus columnas documentales “No somos delincuentes”. Soy Vida es una campaña que cuenta las historias de jóvenes salvadoreños que viven en comunidades estigmatizadas y denominadas de “alto riesgo”, pero que a través de sus actos, valores,  intereses, sueños y esfuerzos decidieron no formar parte de la violencia que vive El Salvador y luchar contra los estigmas que la sociedad les ha impuesto. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.