José MIlton Monge Alvarenga, alcalde Electo de Arcatao

"Si tienen pruebas de que compramos votos, que nos lo demuestren"

A sus 52 años, José Milton Monge Alvarenga es el alcalde electo en Arcatao, Chalatenango. El 28 de febrero fue elegido, luego de participar con la bandera de Nuevas Ideas. Ganó al obtener un voto más que el FMLN, partido político del que fue miembro por buena parte de su historia. «Colaboré con el FMLN durante el proceso de lucha, durante la guerra. También participé en los Acuerdos de Paz, en el proceso político. Fui parte del Consejo Municipal, en el primer periodo que gobernó el FMLN en Arcatao. Durante 12 años fui alcalde municipal. También he sido Secretario General del FMLN en la villa de Arcatao», explica.

Monge cambió al FMLN por Nuevas Ideas y explica en esta entrevista los motivos por los que cree que uno de los bastiones más importantes del FMLN ha optado por otro camino.

¿Cómo explica los resultados de las elecciones?

Bueno, yo creo que ese fue un proceso transparente. Fue un proceso y una lucha política desigual, porque a nosotros nos tocó como a David y Goliat. Sin recursos, empezar de cero a trabajar y hacer todo lo que pudimos. Y ya que la gente, la mayoría de los ciudadanos, la mayoría de los arcataenses, estaban cansados de ver a la misma gente ahí en la alcaldía. Ellos querían liberarse de… ¿cómo le digo? De esa dictadura. Ya no querían continuar en eso. A veces les cuesta –sobre todo a la gente del FMLN– aceptar que ellos son los culpables de estos resultados, porque ellos nunca se portaron bien con la gente. Ya la gente no quería seguirlos viendo ahí, pues. Más con toda su forma de ser y su forma de gobernar. Y, de ahí, nosotros ofrecimos una alternativa. Ofrecimos algo nuevo para la gente. Ah, pues, la gente, gracias a Dios, depositó la confianza en nosotros.

Si yo le pidiera una razón por la que usted cree que ganó las elecciones, ¿cuál elegiría?

La principal razón es que el FMLN hizo las cosas mal. ¿Verdad? Ésa es la principal razón. Porque si ellos hubiesen hecho bien las cosas, y se hubiesen sentido a gusto, ahí dentro del FMLN, y como gobernaban, pues, ahí estaríamos muchos de nosotros. Ésa creo que es la principal razón. 

¿No cree que fue el ‘jale’ que usted tenía con la gente?

No. Definitivamente no. Es porque la gente estaba desilusionada del FMLN. Claro, en parte podría haber sido, y era de tomar una decisión no tan fácil de tomar… digamos, ¿verdad? Porque enfrentarse a todo ese “imperio”, por decirlo así, que había ahí en la alcaldía… eso no estaba fácil, con más de 40 años de estar gobernando, desde el ochenta y algo… hasta la fecha. Entonces, la principal razón es esa: que ya no querían seguir viendo a la misma gente, a los líderes.

¿Le sorprendió haber ganado?

No, realmente no me sorprendí. Ya lo esperábamos. Sabíamos que la gente quería cambios. Sí nos sorprendimos en algunas partes, sobre todo aquí en el casco urbano. Porque aquí el FMLN se ha llenado la boca diciendo que esto es base histórica de ellos. Decían de que llevaran a quien llevaran, aquí siempre tenían seguro el triunfo. Lo cual era mentira, porque acá, mayoritariamente, el voto de confianza para nosotros salió de aquí, del casco urbano. Un poco más de la mitad de quienes confiaron en nosotros votaron acá, en el casco urbano.

La gente del FMLN alega que se dieron muchas irregularidades. Por ejemplo, que hubo entrega de apoyo económico o canastas a un día de las elecciones. Critican que la Fuerza Armada no permitió que la gente que tenía DUI y que estaba del otro lado de la frontera pudiera venir a votar; y que sí se le permitió a gente que venía identificada con Nuevas Ideas. Además de eso, critican que entre Nuevas Ideas, Arena, Cambio Democrático y PCN hicieron una alianza en las mesas, y que de esta manera los votos que pudieron ser impugnados los pusieron como nulos. ¿Qué opina usted de todo esto? 

Yo creo que después del resultado ellos han querido argumentar algo que no es cierto. Es decir, si ellos tienen pruebas de que nosotros compramos votos, que nos lo demuestren. Y si alguien compró votos, que vaya a la cárcel. Estoy de acuerdo. Pero de lo que yo sí le puedo dar certeza es que acá no hemos comprado ni un tan solo voto. ¿Verdad? Eso definitivamente no es así. Cuando a uno se le acaban los argumentos y cuando le cuesta aceptar la derrota, y le cuesta respetar la voluntad de la ciudadanía, empieza a buscar maneras de cómo criticar, cómo difamar, cómo levantar calumnias y chambres al adversario, para que la gente comience a creer de que eso fue así. Pero quiero decirles a ellos que sean más responsables con sus declaraciones. Que lo demuestren, que me lo digan, y que traigan pruebas de que… ¿A quien nosotros le dimos huevos? ¿A quién le compramos el voto? Que nos lo digan… O sea, pero no lo dicen. En cambio, empiezan a difamarnos, a decir un montón de cosas que no son, un montón de mentiras. Eso no es así. Y como le digo, vuelvo y digo, y no me canso de decirlo: que lo prueben. Y que echen preso a quien lo hizo. Entonces, no hemos tenido nada que ver en eso. Es más, nosotros también podríamos averiguar si hay personas también dentro del FMLN que pudieran haber vendido su voto, pero no estamos seguros, no tenemos nada concreto de eso. Nosotros no nos vamos a prestar a ese juego difamatorio, ni a validar ese tipo de aseveraciones que ellos nos están haciendo.


  • Esta entrevista se realizó el domingo 13 de marzo.

José MIlton Monge Alvarenga

Fotografías realizadas por Nicolás Menjívar