José María Ortega, coordinador general de Nuevas Ideas en Nueva Trinidad

“Pueden decirme que Nuevas Ideas no es un partido de izquierda, pero sus actos sí lo son”

José María Ortega tiene 53 años y está entrando en un momento decisivo en su vida, pues es el coordinador general del partido que acaba de vencer al FMLN en las elecciones del municipio de Nueva Trinidad, en Chalatenango.

Con Nuevas Ideas, Ortega explica que ha logrado superar las frustraciones que su pasado como efemelinista le dejaron. También sostiene que no le importa si su partido es de izquierda o de derecha, si los actos que realiza sean en beneficio de «el pueblo».

Su partido le arrebató la alcaldía al FMLN, después de que ellos habían gobernado por 24 años continuos en Nueva Trinidad. ¿Cuál es su tesis de los resultados obtenidos en las elecciones municipales del 28 de febrero, en este municipio?

Creo que nosotros empezamos a dar un trabajo de convencimiento a la población respecto a que somos Nuevas Ideas y con ello quiero decir que tenemos nuevos pensamientos. Nuestro nombre lo dice: queremos ser diferentes porque los partidos anteriores llegaron a un límite. Ellos ya no tenían más que dar. Decían que iban a hacer cosas buenas y ya no se veían esas cosas buenas. Entonces, nosotros sí tenemos gente nueva; gente profesional; gente con un cerebro que no lo tiene quemado; gente que tiene grandes visiones de proyectos hacia un desarrollo de todas las comunidades. Y también es gente que tiene una convicción de no excluir a nadie. Estamos abiertos a toda la gente. Somos un partido que le da la bienvenida a todas las personas que se sientan cómodos con nosotros. Ahora, más que todo, cuando tengamos el poder, no vamos a excluir a nadie, como lo han hecho los otros partidos. Han dicho: «aquellos no, porque son contrarios a mí». Nosotros somos diferentes. A esa gente le estamos diciendo que no vamos a excluir a nadie. Nosotros vamos a agarrar a toda la población, porque toda la población se debe a un candidato ganador. Cuando el candidato gana, él se debe a toda la población del municipio; no solo al partido que lo llevó al poder. Esa es una característica de nosotros y que hizo que la gente entendiera que tenemos nueva visión. Por eso es que la gente se volcó hacia nosotros. Y, pues, el resultado ahí está: ganamos las elecciones municipales en este municipio.

¿Usted había militado antes en otro partido o con Nuevas Ideas es la primera vez que lo hace?

Así, como tal, ejerciendo un poder… es la primera vez que lo hago. Pero sí había sido miembro activo del FMLN… Y bueno, ahora soy de Nuevas Ideas. Pero fue porque hicieron tantas cosas que, personalmente, no me gustaban cómo las estaban haciendo.

¿Está hablando a nivel local?

A nivel local, correcto.

¿Por ejemplo?

Por ejemplo, cuando íbamos a elegir al candidato a alcalde, nos íbamos a una asamblea general. Era una asamblea pública… “Abierta”, decían ellos, ¿verdad? Y empezábamos a elegir. Poníamos candidatos. Uno, dos, tres, cuatro, cinco o seis candidatos. Y cuando ya estábamos eligiendo, llegaba el máximo líder de esta zona [José Raymundo Alas, el candidato que perdió estas elecciones] y decía: «Pongan al que quieran, pero quiero decirles que el partido, a niveles altos, ya decidió que yo sea el candidato. Ustedes pueden elegir cuatro o diez candidatos, pero el que va, soy yo».  Entonces, eso a mí no me gustaba. Y eso hace tiempo… Estoy hablando de que él agarró cinco o seis periodos de ser el candidato a alcalde. Y no había permiso para que otra persona llegara, porque él era el único. 

Y, a pesar de eso, ¿usted le seguía dando el voto?

Claro, porque yo estaba convencido de que [el FMLN] era el único partido –como lo siguen diciendo hoy– de izquierda. Yo estaba convencido de que no iba a haber otro partido de izquierda, y que velara por los intereses del pueblo pobre. El problema es que me quedé esperando, un período, otro período, y nunca se vio eso: que velaran por los derechos de los pobres. Cuando digo esto es porque tengo claro que nunca dieron oportunidad a otras personas para que compitieran.

Mire, pero Nuevas Ideas no es un partido de izquierda…

Claro que no, pero si ve la gente: ¿quiénes están ahí? ¿Usted cree que soy de derecha? No somos de derecha. Somos personas que salimos de un partido de izquierda. A mí me pueden decir que soy un capitalista… ¡No lo soy! Aunque quisiera decir que soy millonario, no lo soy. Aunque quisiera decir que soy de los de cuello blanco en este país… tampoco. ¿Quién me va a creer eso? Si soy campesino, soy trabajador. Simplemente no estoy de acuerdo con los actos que mi partido hizo hasta este momento.

Aquí veo una contradicción… ¿Por qué se cambia a un partido que no es de izquierda, considerándose usted una persona de izquierda? ¿No es poner en tela de juicio sus principios?

Le voy a decir: «no»…. porque usted me está diciendo que NI es un partido de derecha…

No. Yo no he dicho que Nuevas Ideas sea de derecha. He dicho que no es de izquierda… Y es importante porque usted ha dicho que su militancia estaba con la izquierda.

Nuevas Ideas no es de izquierda, pero… ¿por qué lo dice? Si los actos que este partido está haciendo, todo lo que está haciendo: lleva comida a los pobres, hasta al último rincón del país… No ha habido otro presidente que dé un poquito de dinero a los más pobres y necesitados de este país. Y, para mí, ustedes o quien sea, puede decir que es derecha y que no es de izquierda… Pero, para mí, eso lo hubiese hecho mi partido, FMLN. Esos son actos de izquierda. A mí me pueden decir que no, pero esos son actos de izquierda. Por eso es que ya no milito en el FMLN. Y [Nuevas Ideas]  fue el único partido que me dio la oportunidad de cambiar el sistema que tenemos en nuestro municipio.

Cuando le digo que Nuevas Ideas no es un partido de izquierda, lo hago porque en sus estatutos no se definen como tal…

Es lo mismo que le estaba diciendo: yo puedo decir que soy de los yankees o de los  ricos de este país, ¿pero quién me va a creer, si no lo soy? Yo sigo siendo un campesino. Ellos dicen que no son de izquierda, pero la gente que camina adentro, la gente que quiere cambiar este sistema, somos de izquierda.

¿Usted sigue siendo de izquierda?

Yo sigo siendo de izquierda, porque velo por los derechos de la gente pobre. Y para ser de izquierda no debo decirlo yo; son los actos los que deben decirlo. Por eso le repito que este partido puede decir que es de la burguesía de este país, pero si hace actos ayudando a los pobres, entonces, no es de la burguesía. Los burgueses de este país trabajan para ellos y su grupito. Pero no nosotros, que trabajamos para el pueblo. Nosotros no podemos –ni debemos– decir que somos de derecha, ni decir que somos de izquierda. Simplemente, le doy la oportunidad a quien quiera ponerme nombre. No sé cómo me van a definir que soy, pero sí tenemos la convicción de que si tomamos el poder político es para mejorar el sistema que nos han impuesto todos los presidentes anteriores. Ese sistema nunca me ha gustado, por la imposición que ha habido. Yo no le he dicho a usted, hasta este momento, que es una dictadura [del FMLN]. Allá que vea quién le quiere llamar y cómo le quiere llamar a esa imposición que hasta hoy hicieron. A mí me decían: «Hacés esto o hacés esto» Y, si no, me llamaban traidor. Y estoy hablando de mi partido, FMLN… del que ya tengo como cuatro cinco años de no pertenecer.

¿Usted está afiliado a Nuevas Ideas?

Yo sí. Estoy afiliado.

¿Por quién cree que votó la gente de Nueva Trinidad? ¿Por Nuevas Ideas, por Nayib Bukele o por el candidato local?

Mi opinión es que la gente votó por tres cosas: la primera es porque no hay otro presidente que haya sido mejor que este. Pueden decirme que sí, pero al comparar las acciones: este presidente ya nos dio comida, nos dio dinero y no ha habido otro mejor. La segunda es que la gente votó por Nuevas Ideas porque el candidato que llevamos se niveló… Porque nosotros hemos nacido aquí en chiquito. Éramos del FMLN todos. Y se le fue saliendo gente a ese partido, hasta que se hizo grande Nuevas Ideas. Y tercero… porque nuestro candidato era un buen candidato. Es un hombre que tiene visión de desarrollo social, a nivel municipal, grande. Tiene una visión de desarrollo que demuestra que no es solo publicidad. No es solo propaganda lo que está haciendo. Van a ver hechos concretos aquí. Aquí hay un puente, por ejemplo, del río Manaquil, que colinda con el municipio de San Antonio La Cruz… [El FMLN] tiene nueve períodos de estarlo prometiendo y no pudieron hacerlo. Y no es que no hubo plata. Es que algo hubo ahí que…. no se hizo ese puente. Y ese puente es vital, para evitar la gran vuelta que hay que dar para incorporarse a esa calle. Entonces, este candidato que ha ganado –Reynaldo Dubón–, pues, en esta entrevista están escuchando que se va a hacer un puente. Yo no voy a decir cuándo se va a hacer. Pero ese es uno de los proyectos que él tiene entre lo primero que se va a hacer, porque va a servir para los dos municipios.

El triunfo del 28 de febrero ocurrió por los tres motivos que le digo. El FMLN no nos daba una certeza de cómo iban a hacer las cosas, porque nos decían algo y terminaban haciendo otra cosa. Y la gente empezaba a ver que el Gobierno ha prometido cosas y las ha cumplido. Por ejemplo, ni ha cumplido dos años y ya está dando las computadoras que nos prometieron hace mucho tiempo, para los alumnos de bajos recursos económicos. Ese hombre ya las está dando. Y eso es una noticia nacional. Ya no es que yo me lo invento. Son hechos concretos. Por eso le digo: es el Gobierno, pero también el candidato nuestro; y también la estructura que tenemos, como Nuevas Ideas, que ya no pensamos en que hay que ir a robar ahí. Porque ahorita hay instituciones que… es lo que más andan buscando. ¿Quién se está lucrando del Gobierno? Y eso es lo que menos queremos nosotros.

Hay gente que piensa que el FMLN perdió el municipio de Nueva Trinidad por el candidato que llevaba. Para usted, ¿cuál fue la principal razón que definió la elección?

Poniéndome en ese lado… si yo hubiese estado del FMLN, sería igual a como hoy lo veo desde aquí, porque sería la misma razón: el FMLN perdió porque a las internas… realmente… yo no vi con mis propios ojos que la hayan manipulado, pero la verdad es que nunca se le dio oportunidad a personas jóvenes, estudiados, que son graduados en este municipio, gente preparadísima que tenemos acá. No se le dio oportunidad a los jóvenes para que pudieran competir, para tomar los liderazgos que en su momento necesitábamos nosotros. Siempre iba encima el liderazgo o la cúpula que hasta el momento se ha tenido. Aquí ha habido una cúpula departamental –y luego nacional– que ha dominado las elecciones internas del partido. Cuando no se le da oportunidad a los jóvenes y siempre va uno de la cúpula compitiendo, por lógica, la gente dice: «¿a qué le vamos a dar los votos?». No permitieron que gente nueva tomara los liderazgos del partido y creo que eso sí les hizo mucho daño. También están las imposiciones que nos hacían, porque tenemos la suficiente claridad de que hay capacidad de decidir, también. Y cuando no nos dejan, nos están coartando la libertad de expresión. Y la gente ya despertó. Ya no nos gusta que nos ordenen qué es lo que vamos a hacer. Las elecciones internas se hicieron ‘bajo de agua’, pero algo que estuviera abierto y que hubiera alguien que de verdad quisiera que cambiáramos esto, no se vio. Siempre ponen gente a observar el proceso electoral y que van favoreciendo a equis persona, porque la gente quiere ver limpieza en los resultados de todas las cosas que aquí se dan. Eso también les hace daño: cuando son los mismos de ayer, hoy y siempre… los que están viendo los procesos. No hay gente joven que se meta. ¿Y sabe por qué insisto con lo de la gente joven? Pues, porque la gente joven no va con resabios en la cabeza. No ha aprendido a robar. No ha aprendido a ser corrupto. Pero el viejo ya viene con un montón de mañas que va arrastrándolas. Y la gente ya despertó aquí. Todos vemos eso. Queremos que entre gente joven. Y yo digo: «está bien que entren algunos viejos, pero también que entre gente joven». Y ahí es donde veo qué es lo que a ellos [FMLN] les hizo mucho daño, porque no permitieron que los jóvenes entraran de lleno al partido.


  • Esta entrevista se realizó el sábado 20 de marzo.

José María Ortega

Fotografías realizadas por Nicolás Menjívar