Magia eterna

*La siguiente columna surge como una respuesta de la «Blasfemia» original, escrita…